FANDOM


Dragon-ball-sr-logo
Aquí presento la historia de una línea alternativa creada por mí, en la que los saiyanos podrán regresar para vengarse de Freezer.

HistoriaEditar

Esta es una historia paralela basada en el fanmanga Dragon Ball Ankoku, todos los créditos hasta mi parte original, son para Goten-Kun.

Primera Parte Origen Editar

Toda esta historia toma lugar en una línea de tiempo alternativa, donde los acontecimientos tomaron un rumbo distinto, personajes inesperados aparecen y se explica la historia secreta de los saiyanos:

Antes de ser el planeta Vegeta, en el Planeta Plant convivían los Tsufurs y los Saiyanos. Los saiyanos llegaron al planeta Plant en una nave espacial en mal estado, debido a un conflicto que destruyó el Planeta Salad, hogar natal de los saiyanos:

En Salad, los saiyanos eran una raza primitiva y descendiente de una especie de simios gigantes, vivían en cuevas y usaban herramientas de piedra. Sin embargo, sabían leer y escribir, además de ser extremadamente poderosos en combate físico. Ellos tenían una mutación en sus genes, ya que si recibían una gran cantidad de Energías Blutz, unas energías creadas por la luz solar impactadas contra un objeto celeste como una luna, podían regresar a su anterior forma evolutiva y convertirse en Ozarus.

En un principio, los saiyanos vivían en grupos de hasta veinte miembros, aun que el número fue aumentando y se crearon las primeras ciudades. Debido al espacio que debían compartir, los conflictos no tardaron en esparcirse entre la población, hasta que desencadenó una terrible guerra en todo el planeta.  Los saiyanos malvados se mataban entre ellos y los saiyanos buenos intentaban frenar la guerra, por lo que se convirtieron en enemigos de su raza, obligándoles a huir para sobrevivir. Con el paso del tiempo, los saiyanos buenos casi habían sido erradicados por sus hermanos y solo a Negi,  el líder de los saiyanos buenos, se levantaba para seguir peleando, hasta que en una batalla quedó muy malherido. Sin embargo, sus cinco últimos aliados le ayudaron y dieron sus energías a su líder, haciendo que obtuviera una energía que lo hacía ver como un dios, así nació el Super Saiyano Dios.

Con sus nuevos poderes, Negi arrasó con todos los saiyanos malvados que le rodeaban y obligándoles a transformarse en Ozarus, pero su fuerza era demasiado diferente y los derrotaba uno a uno. Sin embargo, Negi perdió el control de su nueva forma y regresó a su estado normal, siendo asesinado por los saiyanos malvados, al igual que sus cinco compañeros.

Los saiyanos malvados celebraban su victoria e iniciaron mil años de gobierno, sin embargo un poderoso guerrero llamado Daiko, llegó del otro lado del planeta como el descendiente de Negi, el cual había hecho que su sangre fuera más poderosa que el resto. El saiyano se transformó en una versión menos poderosa de la forma de su antepasado y de color dorado, un Super Saiyano. Sin embargo, Daiko quería una venganza total y por ello viajó a la frontera de la atmósfera con el espacio, absorbiendo las energías Blutz cercanas y transformándose en un Ozaru Dorado.

En su nueva forma, Daiko inició una batalla que se transformó en un baño de sangre y debido a su brutal energía, había provocado la inminente destrucción de su planeta. Sin embargo y para su suerte, un alienígena que pasaba con su gran nave llegó para intentar ayudarlos, por lo que los saiyanos malvados asesinaron al alienígena y solo un 5% de su raza escapó mientras el planeta Salad estalló.

Al principio los tsufurs pensaron que los saiyanos eran una civilización avanzada (aunque menos avanzada que la suya, ya que los tsufurs eran muy orgullosos en cuanto a su intelecto) e intentaron integrarlos en su civilización, pero pronto descubrieron que eran demasiado salvajes y sus peleas provocaron destrozos considerables a las ciudades tsufurs. La opinión pública de los tsufurs empezó a detestar a los saiyanos, y sus autoridades estaban convencidos de que ellos no construyeron la nave espacial con la que llegaron, incluso insinuaron que la “habían robado” a otra especie.

Con el fin de acabar con las peleas callejeras entre tsufurs y saiyanos, los tsufurs cedieron a los saiyanos grandes territorios para vivir. Lo que los saiyanos no sabían era que les habían dado las tierras más pobres y desiertas. A pesar de este trato los tsufurs eran pacíficos, aunque racistas, ya que consideraban a los saiyanos inferiores y les prohibían entrar en sus ciudades salvo que tuvieran "permisos temporales de trabajo". Algunos saiyanos eran utilizados por los tsufurs para hacer trabajos pesados, como en la minería y la construcción a cambio de salarios míseros, pero si un saiyano entraba en territorios de los tsufurs sin permiso era atacado.

En el lado opuesto, los tsufurs se paseaban con total libertad por las tierras saiyanas. A veces había conflictos, pero si un saiyano mataba a un tsufur aunque fuera por entrar en su territorio, los tsufurs siempre contestaban con bombardeos y ataques masivos que mataban a cientos de saiyanos. También se dieron algunos casos en los que los tsufurs investigaban los desiertos de los saiyanos y encontraban recursos naturales valiosos que no habían visto antes. Cuando esto ocurría los tsufurs se adueñaban de ese territorio y realojaban a los saiyanos a otros territorios que ya habían sido completamente explotados. Muchos ciudadanos tsufurs eran caritativos con los saiyanos, les mandaban comida y ropa limpia, pero no les querían en sus ciudades… Y por supuesto, no les importaba los abusos que cometía su gobierno contra los saiyanos, ya que este gobierno les inundaba con propaganda sobre lo salvajes y malvados que eran los saiyanos.

Pero una noche hace muchos años, Baco y su grupo de niños ricos tsufurs tomaron alcohol en el desierto y vieron a una joven saiyana llamada Celleri que llevaba grandes cantidades de agua desde un pozo lejano a su aldea. Los tsufurs usaron sus armas tecnológicas para atacarla mientras se reían de ella, hasta que finalmente la hicieron caer malherida. En ese momento a Baco le excitaba la idea de tener sexo con una saiyana y la sometió, mientras sus amigos cayeron dormidos por el alcohol, sin embargo al ver los ojos de la saiyana, sintió pena y decidió dejarla ir.

La joven saiyana volvió malherida a su casa sin el agua, ella ocultó lo ocurrido, pero tal vez no lo podría ocultar para siempre, pues había quedado sorprendida de la bondad de un tsufur. Celleri volvió la noche al mismo lugar y se reencontró con Baco, quien había venido solo esta vez, los dos empezaron a hablar y así estuvieron hasta el amanecer. El tsufur y la saiyana se enamoraron, pero decidieron mantener su romance en secreto, pero tras un par de meses, Rufus, un compañero de Baco descubrió a los dos y se lo explicó a los padres de Baco.

Baco fue detenido y luego juzgado por el tribunal tsufur y lo condenaron a ser ejecutado por cometer una blasfemia tan horrible, entonces Celleri se enteró de lo sucedido y quedó destrozada, pero luego las cosas empeoraron, cuando descubrió que estaba embarazada. Celleri estaba aterrorizada por lo ocurrido, aunque las diferencias entre saiyanos y tsufurs en el aspecto no era muy grandes, la idea de tener un hijo bajito, o sin cola o con cualquier otra característica tsufur supondría una vergüenza extrema. Incluso peor: Los saiyanos podrían matarla a ella y al bebé por considerarlo débil o directamente una blasfemia contra la raza saiyana. Afortunadamente el niño bautizado como Vegeta I nació normal, bueno, excepto que su pelo era más castaño en vez de negro y poseer un 2% de ADN Tsufur, pero la madre saiyana lo atribuyo a la contaminación de los tsufurs. Efectivamente, desde aquel fatídico día en el que ejecutaron a su amado, Celleri odiaba a los tsufurs con toda su alma, y siempre contaba rumores falsos sobre los tsufur: Que experimentaban con saiyanos en secreto, que su contaminación alteraba el ADN saiyano, que comían carne saiyana...

Los saiyanos que no eran muy inteligentes, se tomaban estos rumores como ciertos, y en todos los poblados saiyanos se empezó a coger aún más odio hacia los tsufurs. Esta valiente saiyana transmitió todo este odio contra los tsufurs a su hijo. Pero lo más increíble de todo es que su hijo resulto un prodigio: se convirtió en el saiyano más poderoso de todos. Parece ser que juntar el ADN de un saiyano y un tsufur daba un híbrido con lo mejor de ambas especies: inteligencia y fuerza, e incluso esta fuerza era muy superior.

El saiyano hibrido fue haciéndose con el control de todos los poblados saiyanos y los sometió bajo su dominio. Los tsufurs contemplaron esto, pero eran demasiado vanidosos con su tecnología para considerar esta dictadura como una amenaza. Sin embargo, Celleri cayó bajo los efectos de una enfermedad desconocida y en el lecho de muerte, le confesó a su hijo que él no era un saiyano puro. Que era un híbrido y que por casualidades de la vida, esta unión entre especies daba resultado a una especie más poderosa. Finalmente su madre le hizo prometer a su hijo que exterminara a los tsufurs. Su hijo prometió esto, pero él no lo hacía por las injusticias cometidas contra su pueblo… Incluso no lo hacía solo por el poder de gobernar un planeta entero… Él era el más poderoso de su especie, pero si era verdad que la unión entre tsufurs y saiyanos podía crear seres más fuertes que él sería una amenaza muy grave a su poderío, así que al día siguiente declaró a sus hermanos que debían declararle la guerra a los tsufurs.

Los tsufurs estaban convencidos de su victoria y la única amenaza era la luna llena, pero hacía años que inventaron aparatos que impedían que los rayos Blutz transformaran a los saiyanos en Ozaru… Y por supuesto, sabían que los saiyanos eran demasiado estúpidos para planear estrategias. Lo que no sabían era que este Saiyano-Tsufur tenía la misma inteligencia de un tsufur, y que no tardaría en convertirse en el primer Rey Vegeta, abuelo del Vegeta que todos conocen.

La guerra entre saiyanos y tsufur fue observada por el mismísimo Freezer, quien la observó durante semanas desde su nave. No era la primera vez que los tsufurs y el ejército de Freezer se enfrentaban. Efectivamente, los tsufurs no eran los habitantes del planeta Plant y hace mucho tiempo su planeta natal fue conquistado por Freezer y el trato fue el siguiente: Los Tsufurs trabajaban para Freezer dándole su tecnología, y Freezer prometía no aniquilarles.

Con el paso del tiempo los Tsufur se rebelaron. Crearon scouters para conocer el poder de Freezer, y en cuanto crearon armas más fuertes que él intentaron asesinarle. Lo que no sabían era que Freezer contaba con la protección de su padre, el Rey Cold, y como castigo a su insolencia, este destruyó el planeta original de los tsufurs.  A pesar de esto, varias naves tsufur lograron escapar, con su tecnología pasaron inadvertidos y buscaron un nuevo planeta donde vivir llegando finalmente al planeta Plant, donde descubrieron a los habitantes nativos, quienes les robaron su planeta y exterminaron en solo unas semanas.

Desde que los tsufurs llegaron al planeta Plant, dotaron al suelo de sus ciudades y a su vestimenta de la tecnología Anti-G (Los tsufurs eran demasiado débiles físicamente para soportar la gravedad del planeta sin la ayuda de este invento) y también dotaron al planeta de una formidable defensa exterior. Finalmente inventaron un escudo protector muy potente que podía proteger todo el planeta. Cuando el ejército de Freezer llegó para vengarse no pudo atravesar su escudo.

Esto motivó a que el mismísimo Freezer fuera al planeta para destruir este escudo, mientras tanto su ejército esperaba pacientemente, pero cuando llegó al lugar y atacó el escudo, sorprendentemente no pudo ni hacerle la más mínima grieta. Años después el tirano estaba dispuesto a llegar a transformarse, pero el ejército de Freezer le informó de que sus satélites espías estaban captando una guerra dentro del planeta, y Freezer fue a observarlo.

Mientras que los ciudadanos tsufurs se preocupaban por Freezer, los saiyanos les declararon la guerra (Los tsufurs no les informaron a los saiyanos sobre la existencia del imperio de Freezer). Al principio los tsufurs fueron ganando, pero los saiyanos destruyeron los aparatos que impedían el paso de las ondas Blutz de las lunas, transformándose en Ozarus y lo peor es que con el escudo protector los tsufurs no podían destruir las lunas con sus cañones de protones y si apagaban el escudo, el ejército de Freezer vendría para exterminarlos. Los tsufurs optaron por seguir dejando activado el escudo y usar sus gigantescas máquinas de guerra para luchar directamente contra los Ozarus, pero acabaron perdieron y los dueños del planeta fueron erradicados en un genocidio de una noche.

Finalmente cuando ya todo estaba perdido, Herodes el rey tsufur apagó el escudo protector que había inventado para proteger el planeta y huyó junto a sus mejores hombres. Herodes estaba convencido de que Freezer exterminaría a los saiyanos, pero en lugar de esto Freezer destruyó primero su nave y después decidió felicitar a los saiyanos por darle la victoria dándoles nuevos planetas que conquistar. Freezer les prometió grandes comodidades y privilegios, y con ellos los saiyanos consiguieron la vida que ellos deseaban, sin saber que se habían aliado con el ser más malvado del universo, marcando el destino de los acontecimientos que se producirán en el futuro.

Segunda Parte Extinción Editar

Con el paso de las décadas, los saiyanos se volvieron una parte importante del ejército de Freezer, que bajo el reinado del Rey Vegeta II (El padre de Vegeta) se expandían por la galaxia. Debido a la cantidad de planetas habitables, los saiyanos eran enviados en grupos para conquistarlos y en cuanto a los nacimientos, se decidió usar Incubación Artificial, que consistía en reunir el óvulo y el esperma de los padres en una incubadora, donde el bebé podría crecer hasta los tres años y sus padres podrían seguir peleando.

De entre todos los guerreros de la raza saiyana, uno de los más famosos era Bardock. Bardock y su compañero Gurki se encontraban exterminando a los cíclopes en el planeta Polife, cuando de repente reciben un informe a través de sus scouters en el que se ordena a todos los saiyanos a regresar al Planeta Vegeta. Durante el viaje, Bardock tiene dudas acerca de esto por lo que comienza a hablar mal de Freezer y cuando llegan al planeta Vegeta, su nave puede observar la nave de Freezer y ven que su nave se cierne sobre el planeta, Bardock piensa que Freezer debe de tener una motivación oculta.

Tras aterrizar, varios saiyanos saludan a Bardock , pero él no sabe lo que en realidad está pasando, pero lo que muchos dicen es que Freezer ha descubierto un gran planeta y necesita a muchos saiyanos para conquistarlo. Sin embargo antes de marcharse a casa, uno de los saiyanos de las lanzaderas le comenta a Bardock de que ha oído que las fuerzas de Freezer se enteraron sobre la leyenda del "Super Saiyano" y que la noticia se ha estado expandiendo. En su nave, Freezer reflexiona sobre este "Super Saiyano" y "Super Saiyano Dios", pero sus asistentes intentan tranquilizarlo, de que es sólo una leyenda heroica común, aun que Freezer dice que está consciente de ello pero piensa que no debe de tener ninguna pizca de duda sobre ello. De cualquier manera, los saiyanos son demasiado orgullosos y nunca serán sus perros obedientes por mucho tiempo así que le parece un buen momento para destruir el planeta.

Zarbon cree que es una pena, ya que los saiyanos son excelentes luchadores pero Freezer se muestra indiferente; Freezer pregunta cuantos saiyanos se encuentran ya en el planeta y sus soldados le comentan que ya son la mayoría, pero que aún faltan varios grupos que se encuentran en planetas algo lejanos y que al menos les tomaría un mes en regresar al planeta Vegeta. Freezer decide destruir el planeta en el plazo de un mes y si los supervivientes sospechan, inventaría la excusa de que un meteoro se estrelló contra el planeta. Mientras tanto en otro planeta, Raditz, quien se encuentra con el príncipe Vegeta conquistando el planeta Jurasia, le pregunta que si deberían obedecer la orden de volver a casa pero Vegeta dice que no, diciendo que finja a que nunca recibieron la orden.

De vuelta en el planeta Vegeta, Gurki se despide de Bardock ya que hace meses que no ve a su esposa, por lo que Bardock se dirige a ver también a su familia. Bardock camina hacia su casa mientras que los demás saiyanos le saludan, debido a que él es de los más poderosos de la clase baja saiyana y su fama se ha expandido por el planeta. Bardock llega a su casa y tras dejar sus cosas y saludar a su mascota, Fenrir, va al centro de distribución de carne, donde se reencuentra con su esposa Gine, quien se lanza a los brazos de su marido tras estar meses sin verlo.

Tras salir del trabajo, Bardock y Gine caminan por el pueblo y el saiyano pregunta sobre su hijo mayor Raditz, ella le dice a Bardock que Raditz ya es un luchador nato y que está trabajando con el príncipe Vegeta en un planeta lejano y que todavía no han regresado, lo cual extraña a Bardock debido a la actitud superior del príncipe.

Bardock pregunta si Kakaroto se encuentra todavía en la incubadora y Gine le contesta que sí:

Un dato importante, debido a la Incubación Artificial, los saiyanos no necesitaban engendrar hijos ellos mismos y podían seguir luchando, pero algunas parejas decidieron tener sus hijos y al nacer, ponerlos en las incubadoras.

El despertar de su hijo sería en unos días y que al salir lo designarían a un planeta adecuado a su poder, por lo que Bardock decide ir a la guardería para ver su hijo. Allí se reencuentra con Kakaroto, quien ha crecido mucho y se parece cada vez más a su padre según Gine. Mientras observa a su hijo, Bardock guarda un momento de silencio y después este le dice a Gine que robara una nave espacial para enviar a Kakaroto a otro planeta, Gine le pregunta extrañada a Bardock pero rápidamente la interrumpe asegurándole que es por el bien de Kakaroto, ya que Freezer parecía estar planeando algo terrible y  él tiene una premonición de la muerte.

Esa noche y aprovechando el festival que se celebraba, Bardock y Gine robaron una nave espacial y metieron a Kakaroto en ella, mientras se dirigían a las montañas, para buscar un lugar donde despegar lanzar la nave. Gine pregunta el por qué no pueden huir todos juntos, pero Bardock dice que es inútil, ya que los descubrirían inmediatamente por otros guerreros con sus scouters. Bardock programa la nave espacial para que viaje a un planeta lejano llamado Tierra, diciendo que hay mucha comida y que el planeta en general no tiene mucho valor como para ser conquistado por las tropas de Freezer.

Gine le dice nerviosamente a su hijo que si su padre resulta estar equivocado con lo de Freezer, irán por él de inmediato. Finalmente Bardock y Gine le advierten a Kakaroto de no mirar demasiado tiempo la luna llena y que le dirán Raditz sobre esto, para que así pudiera ir a ver a su hermano. Bardock pronuncia sus últimas palabras a Kakaroto que "Es absolutamente necesario para seguir con vida ... Ya nos veremos." Kakaroto presiona su cara contra el cristal mientras que Gine le advierte de que debe de estar atento ante la Patrulla Galáctica. Ambos padres retroceden y la nave despega, Gine comienza a llorar, Bardock pone su brazo alrededor de su esposa para consolarla, mientras que la nave de Kakaroto sigue subiendo, hasta que desaparece en el cielo nocturno.

Un tiempo más tarde, el dios destructor Bills, escuchó la profecía del Super Saiyano Dios y se puso a dormir para encontrarse con él al despertar, pero antes de dormir Freezer le preguntó si estaba bien que destruyera el planeta Vegeta, Bills le dijo que estaba bien, pero era algo que debía decidir el propio Freezer. Finalmente y mientras Bills dormía, Freezer comenzó su exterminio de todos los saiyanos junto a su planeta natal, excepto al Príncipe Vegeta, Raditz y Nappa, a quienes decidió usar como su escuadrón especial. El día señalado, Freezer y más de mil soldados fueron a atacar el Planeta Vegeta, sin embargo el Rey Vegeta quería tener una charla con Freezer, este último aceptó como un regalo de despedida al monarca. Sin embargo, el rey se había hartado de la posición en la que se encontraba su pueblo y decidió acabar con Freezer, por lo que reunió un grupo de guerreros de élite para la misión.

En la nave, el Rey Vegeta y sus soldados acabaron con la mayoría de los hombres de Freezer, hasta llegar a la sala de control. Allí Freezer los recibió y escuchó el plan del rey, quien se lanzó contra el tirano en un intento de acabar con él, pero Freezer esquivó todos sus golpes como si nada y empezó a torturar al saiyano, delante de sus súbditos.

El Rey Vegeta decidió usar la luna artificial y transformar a todos en Ozarus, pero Freezer desintegró su mano para impedir que destruyeran su nave. Finalmente, disparó un rayo de energía que atravesó la cabeza del rey saiyano, dejando en shock a los demás guerreros, que intentaron pelear y otros huir, pero todos fueron asesinados por Zarbon y Dodoria. Freezer envió sus tropas para descender sobre el planeta, pero cuando creía que podría relajarse observando la extinción de los saiyanos, sus hombres detectaron una señal de energía saliendo del planeta, que tras observarla se trata de un saiyano de clase baja, Bardock.

Bardock se había enterado de los planes de Freezer y había sido atacado por los soldados de Dodoria, perdiendo a todo su escuadrón y al volver a Vegeta, intentó explicárselo a los otros saiyanos, pero no le creyeron su historia, a excepción de su esposa, Gine. El saiyano decidió atacar por sí solo a Freezer, lanzándose a través de una ola de soldados, los cuáles atacaron en masa el saiyano, pero este los derrotaba como si nada. Finalmente llegó a la nave de Freezer, haciendo que este último saliera a intervenir y decide conversar con el saiyano. El tirano intentó calmar al enfurecido guerrero usando sus dotes de manipulación, pero Bardock no se dejó engañar y dijo todo lo que tenía que decirle a Freezer y sobre su plan, dejándolo en evidencia ante sus tropas.

Freezer se enfurece al ver la mala educación de Bardock, decidiendo que no perdonaría esa osadía de los saiyanos y demostraría su poder invencible, por lo que empezó crea una enorme bola de energía parecida a un sol, entonces Bardock decidió usar todo su poder en acabar con Freezer y liberar a su raza de la tiranía, pero Freezer hace crecer cada vez más la bola de energía. Bardock y las tropas de Freezer observaron perplejos el poder del tirano, pero el saiyano recordó la razón de su lucha y decidió acabar con todo, así que lanza su ataque final en forma de esfera de energía blanquecina, que impacta completamente en Freezer.

Bardock piensa que ha acabado con su enemigo, pero cuando el humo se disipa queda en shock, al ver que Freezer sigue igual y aumentando su bola, hasta que el tamaño de esta es igual que una de las dos lunas del planeta Vegeta. Freezer sonríe y con un solo movimiento de su dedo, lanza la bola directamente hacía el planeta, mientras desintegra a sus propios soldados y Bardock es arrastrado hacia abajo por esta. Sin embargo en sus últimos momentos, Bardock se disculpa a su esposa e hijos, entonces recuerda a su hijo Kakaroto y le encomienda la tarea de acabar con Freezer algún día, logrando encontrarse en paz antes de ser finalmente destruido por el ataque de Freezer. La bola de la energía procede a estrellarse contra el planeta, y después de enterrarse a sí misma en el núcleo de este, el Planeta Vegeta explota en pedazos, mientras Freezer ríe como un maníaco y se regocija ante un evento que él llama unos hermosos fuegos artificiales.

Así Freezer creyó evadir la leyenda del Super Saiyano y la amenaza de rebelión, por lo que tras ese genocidio planetario, regresó a su vida de conquistador galáctico. Muchos años pasaron y los tres saiyanos seguían sirviendo a Freezer, pero Vegeta tenía el deseo de un día en el que puedan derrotar a Freezer y gobernar el universo, fue entonces cuando Raditz recordó que sus padres le hablaron sobre su hermano pequeño. Raditz decide ir a buscar a Kakaroto a la Tierra para que se uniese a ellos y tuvieran más fácil su plan de traición.

Tercera Parte Reunión Editar

Tras un mes en el espacio, Raditz llega a la Tierra que ha sido devastada por Kakaroto, pero no solo se encuentra con él, sino que además está con su hijo mestizo, Gohan, quien junto con su padre habían matado a toda la humanidad. Los tres se reunieron con Vegeta y Nappa en el planeta Freezer-79, allí los presentaron ante Freezer y este vio que Kakaroto se parecía mucho al saiyano que intento frenar sus planes para destruir el planeta Vegeta (Bardock) y decidió no quitarles ojo de encima a los saiyanos que ahora estaban a sus órdenes.

Kakaroto y Gohan pasaron los siguientes meses, entrenando y llevando a cabo misiones en otros planetas, conquistándolos para contentar a Freezer. Después de muchas misiones juntos, Kakaroto les contó la historia de las Bolas de Dragón y decidieron ir a la Tierra para hacerse inmortales.

Mientras que Gohan se quedaba entrenando en Freezer-56, los cuatro saiyanos viajaron a la Tierra y descubrieron que el planeta no estaba deshabitado. Allí descubrieron que un grupo de diez mil humanos habían sobrevivido y entre los cuales se encontraban Bulma, Yajirobe, Lapis, Lazuli y el Dr. Gero, este último estaba encerrado en su laboratorio para mejorar a Cell. Además, Kamisama se había librado del exterminio y había modificado las bolas de dragón hasta poder resucitar a todos los muertos desde la llegada de Kakaroto, excepto a los malvados. Los saiyanos comenzaron por encontrar a Bulma y robar su radar, encontrando cuatro bolas en menos de tres días. Sin embargo las cosas se complican cuando Freezer, Zarbon, Dodoria y cien de sus soldados, llegan a la Tierra para encontrar las bolas y hacer que Freezer sea inmortal.

Desde aquel momento, los saiyanos comienzan su exterminio contra las fuerzas de Freezer, pero casi son derrotados por Dodoria y van en busca de las semillas senzu, además Kamisama decide que los saiyanos pueden entrar en la Sala del Alma y el Tiempo y poder volverse más fuertes, con el objetivo de destruir a Freezer, a cambio de perdonar la Tierra. Kakaroto y Raditz entran, mientras que Freezer usa a Pilaf para buscar las bolas de dragón. Mientras tanto Vegeta y Nappa se encargaban de mantener a Zarbon alejado, hasta que este los encuentra y hiere mortalmente a Nappa, que para garantizar su victoria decide hacerse explotar con Zarbon. Vegeta decide honrar el sacrificio de Nappa y va a entrenar, justo cuando Kakaroto y Raditz salían de la sala.

Los dos hermanos fueron a por Freezer, pero este había llamado a las Fuerzas Especiales Ginyu, sin embargo gracias a su entrenamiento lograron derrotar a todas los miembros, excepto al Capitán Ginyu. El capitán intentó usar su cambio de cuerpo en Raditz, pero Kakaroto agarró a Mr. Satán que pasaba por ahí y salvó a su hermano, para luego matar a Ginyu y Satán. Los dos hermanos aniquilaron a los mil soldados de Freezer, pero este había encontrado las bolas de los saiyanos y solo quedaban tres. Freezer se enfrentó a los saiyanos y el combate parecía bastante parejo, hasta que Freezer decidió transformarse, volviéndose mucho más fuerte.

Cuando parecía el final, Vegeta apareció y se enfrentó a Freezer, quien se vio asediado por el príncipe saiyano, obligándole a pasar a su segunda transformación, emparejando el combate. Sin embargo todo se puso en contra de los saiyanos cuando Pilaf apareció con las tres últimas bolas y Freezer se transformó en su forma final, superando a todos los saiyanos, derrotando a Vegeta e invocando a Shenron. Sin embargo cuando Freezer iba a pedir la vida eterna, Raditz pidió que reconstruyera el planeta Vegeta y resucitara a todos sus habitantes. Todos pensaban que habían ganado, pero Shenron había sido potenciado y ahora podía cumplir dos deseos, por lo que Freezer mata a Raditz y pide la inmortalidad.

Shenron cumple su deseo, para luego que las bolas se separaron por toda la Tierra. Freezer se puso a la vez  más contento y enfadado que nunca y antes de irse, destruyó planeta con una Death Ball, mientras en Freezer-56 la noticia de que la Tierra había estallado en pedazos llegó a los oídos de Gohan que enfadado destruyó la base entera, para luego huir a otro planeta.

Cuarta Parte Venganza Editar

Siete años después, Freezer con su nave espacial llegó al planeta Vegeta donde fue su padre Cold y sus fuerzas especiales para acabar con los saiyanos, pero estos no contestaban y cuando llegaron encontraron a Gohan al frente de un ejército de saiyanos, este lanzó una bolsa que contenía la cabeza cortada de Cold hacía Freezer como señal de guerra. La batalla comenzó y los saiyanos parecían tener la ventaja, Freezer inicia su ataque contra Gohan, pero este bloquea todo ataque y para atemorizar al emperador, decide mostrarle el resultado de su entrenamiento y se transforma en el Super Saiyano.

Gohan empezó por destrozar a Freezer, dándole tantos golpes que lo redujo a una masa de carne, pero el emperador usó su inmortalidad para regenerarse y empezar a pelear enserio, expulsando todo su poder. Tras un rato, Freezer tenía acorralado a Gohan y estaba a punto de acabar con él, cuando una nave saiyano aterrizó en medio del campo de batalla y al abrirse su compuerta, una figura misteriosa voló ferozmente hacia Freezer y lo mandó volando de una patada. Este misterioso guerrero, era Bardock, quien también fue resucitado por Shenron y que entrenó durante siete años para vengarse de Freezer, pero hace dos años decidió ir al espacio para buscar peleadores fuertes y volverse aún más poderoso. Freezer regresó y observó a su atacante, recordándole cuando destruyó el planeta Vegeta hace décadas, enfureciéndose al ver que los saiyanos le oponían tal resistencia. Bardock decide demostrar todo su poder y sorprende a todos, cuando se transforma en Super Saiyan y así lucha junto a Gohan, dándole una brutal paliza a Freezer. Tras ver cómo era humillado por los saiyanos, Freezer decide arriesgarlo todo y forma su poderosa Supernova, lanzándola contra el planeta.

Viendo la situación, Bardock usó el Cañón Espiritual Final y Gohan el Kamehameha, usando todo su poder y empujando la bola hasta el Sol, donde parecía que Freezer había muerto. Sin embargo, Gohan sabía que Freezer regresaría gracias a su inmortalidad y no se le ocurría una manera de derrotarle.

Fue entonces, cuando Gohan escuchó la voz de su padre desde el Otro Mundo, quien le dijo que él había hablado con los dioses para que se comunicasen con el planeta Namek y usasen sus bolas de dragón para deshacer el deseo de Freezer y arrebatarle la inmortalidad, pero debían entretenerle por un rato más hasta conseguirlo. Gohan explica su plan a Bardock y los demás, comenzando el contraataque a Freezer. Todos los saiyanos se enfrentaron al tirano que los exterminó en una épica batalla, que parecía eterna y Freezer disfrutaba matando saiyanos, pero estos daban su vida para que Freezer fuese destruido.

Finalmente los Kaios se comunican con Namek y gracias al poder de Porunga, la inmortalidad de Freezer desaparece, pero este no lo sabe. Gohan se entera de que el plan ha funcionado y decide seguirle el juego a Freezer, pidiéndole a este que le deje darle un último golpe antes de morir, Freezer se lo concede y Gohan se transforma en Super Saiyano, luego carga un poderoso puñetazo que termina atravesando a Freezer. En un momento, Freezer sigue igual, pero se da cuenta de que sangra y siente dolor, pero eso no era posible gracias a su inmortalidad, entonces Bardock aparece por detrás y le dice a Freezer, que ya no es inmortal y que su imperio había acabado, para luego desintegrar su cabeza de un ataque, mientras Freezer maldecía a los saiyanos antes de morir.

Los saiyanos supervivientes reconstruyeron su mundo, nuevamente bajo el reinado del Rey Vegeta y Bardock como su nuevo general. Los saiyanos vuelven a su forma de vida habitual, pero ahora solo colonizarán planetas deshabitados y exterminaran a seres malignos como Freezer, pero podrán mantener su fuerte deseo de pelea contra oponentes poderosos. Gohan había perdido a su padre y ahora solo le quedaba sus abuelos Bardock y Gine, quienes se convirtieron en su nueva familia. Tras ganar su libertad, los saiyanos exploran la galaxia para encontrar otros parientes de Freezer y exterminar de forma oficial a todo su familia, encontrando a Cooler y destruyéndolo.

Quinta Parte Renacimiento Editar

Unos años después, Bills se despierta para buscar el Super Saiyano Dios y gracias a Wiss, se entera de todo lo sucedido con Freezer, viaja al Planeta Vegeta y es recibido por el rey.

El Rey Vegeta se había vuelto a casar, esta vez con una noble llamada Kassava y habían tenido otro hijo, Vegeta Jr., Bills le pregunta sobre el Super Saiyano Dios, pero el rey solo dice conocer a dos Super Saiyanos, Gohan y Bardock. Bardock llega al palacio y Gohan regresa de su luna miel con su esposa Nion. Tras saber sobre el dios, no saben que decirle y Bills no puede contener su enfado, pero es apaciguado por un banquete real preparado en su honor. Así, Bills marcha contento por la comida y decepcionado porque ese Super Saiyano Dios parece otra leyenda, prometiendo regresar al planeta a por más banquetes deliciosos.

Más tarde, se descubre que un pequeño grupo de seguidores de Freezer, intentaba resucitar a su emperador, pero son destruidos rápidamente y Freezer continuó en el Infierno. En el planeta de Bills, Wiss investigaba sobre todo lo ocurrido con los saiyanos y descubrió sobre la Tierra y su deliciosa comida, intrigando a Bills, quien decide usar las bolas de dragón de Namek para reconstruir el planeta y resucitar a sus habitantes, dejando todo en el estado anterior a la llegada de los saiyanos y Freezer.

Así la Tierra fue reconstruida y Bills la convirtió en su restaurante planetario, visitándolo varias veces al año, además evitó que la Red Ribbon conquistase el mundo, convirtiéndose en un ''héroe'' para el planeta, haciendo un gran banquete cuando venía a la Tierra. El planeta quedó con los siguientes guerreros:

  • Roshi
  • Gohan (El abuelo adoptivo de Goku)
  • Krilin
  • Yamcha
  • Tenshinhan
  • Chaoz
  • Nam
  • Mr. Satán
  • Upa
  • Yajirobe

Todos entrenaron con Roshi y luego Krilin, Yamcha, Tenshinhan y Chaoz, entrenaron bajo la tutela de Kamisama y obteniendo un nivel igual que Raditz. Estos nuevos Guerreros Z, fueron los que enfrentaron al Cell de esta historia, quien tenía el ADN de Kakaroto, Raditz, Nappa, Vegeta y Freezer. En una de sus batallas, Krilin se encontró con Lazuli y la salvó de Cell, pero todo terminó cuando Roshi decide sacrificarse al usar el Mafuba para sellar a Cell. Tras la batalla, Gohan decidió tomar el relevo y convertirse en el nuevo maestro, mientras que Krilin y Lazuli, acabaron juntos y se casaron, además Lazuli entrenó con Krilin y se volvió tan poderosa como el resto de guerreros de la Tierra.

Un año más tarde, un nave desconocida llegó al planeta Vegeta y de ella salieron dos saiyanos, Paragus y su hijo Broly. Paragus decidió usar a Broly y logró asesinar al Rey Vegeta con facilidad, pero su hijo acaba descontrolándose y asesinándole a él también. Bardock y Gohan, detienen a Broly gracias a la ayuda de su madre Elery y evitando que se transforme en Super Saiyano Legendario, entonces se dan cuenta de que su poder puede serles útiles, por si algún día Bills se volviera contra ellos. Sin embargo, sabían que Broly tenía poco control de su poder y decidieron llevarlo a Nostramu, un planeta de místicos, donde le ayudaron con sus problemas mentales y eliminaron ese desequilibrio emocional, pero si se transformaba en el Super Saiyano Legendario no podría controlarse del todo. Tras haber controlado a Broly, el planeta Vegeta fue gobernado por la reina Kassava, siendo esta siempre igual de justa con todas las clases de saiyanos, además de tener a un grupo de pretendientes intentando desposarla y obtener la posición de rey. Actualmente, los saiyanos tienen un nuevo objetivo, encontrar nuevas razas compatibles con su sangre y poder crear mestizos, convirtiéndoles en poderosos guerreros para que su imperio pueda seguir existiendo en el lejano futuro.

Sexta Parte Legado Editar

Años después de la aparición de Broly, este se había convertido en uno de los guardianes del planeta Vegeta y había formado una familia, con su esposa Payapa y sus hijos, Banaba (La mayor) y Mizuna (El menor). Los hermanos habían sido elegidos para formar parte de la Patrulla Espacial, la cual buscaba cualquier tirano o villano, que este realizando crímenes en otros planetas y detenerlo.

Mizuna y Banaba superaron todas las pruebas, gracias a la poderosa sangre de su padre y se alistaron, siendo miembros del Escuadrón Tierra, liderado por el segundo general, Gohan. Los hermanos empezaron por detener guerras civiles en planetas poco desarrollados, aun que lo que querían, era pelear con enemigos poderosos y revivir las batallas que tenían lugar en la antigua era de los saiyanos. Además, Mizuna tenía una rivalidad con el hijo de Gohan y Nion, Ranem, el mejor cadete del escuadrón y el amor de Banaba.

Finalmente, su oportunidad llegaría cuando el sur de la galaxia es atacado por Babidi, un misterioso hechicero y su monstruo imparable, Majin Buu. Muchos guerreros habían sido controlados por el hechicero o devorados por el monstruo, por lo que los saiyanos tenían que llevar unos brazaletes que los protegían de magia oscura. El escuadrón pudo acabar con el hechicero y sus secuaces, pero Majin Buu era demasiado poderoso y acabó con casi todos los presentes, menos Ranem y Banaba, quienes escaparon.

Mientras tanto, Mizuna había quedado inconsciente por un golpe de Majin Buu y había sido lanzado a una luna vecina, evitando su muerte. Sin embargo, había quedado sin energías y atrapado en la luna Hale (Casa en hawaiano), donde debería buscar una civilización para llamar a sus compañeros y tras un mes sobreviviendo en la naturaleza, había hecho un compañero, Grof, una especie de perro-dragón. Mizuna logró encontrar a la raza que vivía en la luna, los Kamaianos (De Kamaaina, lugareño en hawaiano) y estos celebraron su llegada, ya que el fundador de su pueblo fue un saiyano que vivió mucho antes de la traición de Freezer y que decidió retirarse en un mundo lejano, llegando a la luna y educando a sus ancestros, haciendo que creasen su propio pueblo.

Mizuna encontró la nave de aquel saiyano y tras reconectar el sistema de comunicación, logró enviar una llamada de socorro hacía su base, para luego esperar en la luna y disfrutar del trato recibido por los nativos. El saiyano se fue acercándose cada vez más al pueblo, hasta que se enamoró de Kalua y de Lukia, con las que terminó casándose y engendrando hijos, Dakon, Olave y Okora. Tras un año en la luna, una nave de rescate llegó y lo llevó de nuevo al planeta Vegeta, pero prometió regresar para estar con su familia.

Tras reencontrarse con su hermana, Mizuna se entera de que Majin Buu ha estado devorando todo la comida de diferentes mundos y si no eran de su agrado, destruía todo el planeta, habiendo acabado con más de veinte planetas. Además, Mizuna descubrió que su hermana no solo se había prometido con Ranem y tenido una hija, May, sino que había logrado despertar su poder oculto y transformarse en Super Saiyana como su padre, haciendo que Mizuna empezase a preguntarse cómo debe recuperar las fuerzas perdidas en el año que pasó en Hale. Mizuna decidió hablar con su padre y este le dijo que podría ir a Nostramu, donde ya estuvo una vez en el pasado.

Mizuna viajó a Nostramu, donde los místicos le ayudaron a controlar los tres tipos de energía:

  • Corpórea
  • Mental
  • Espiritual

Su entrenamiento continuó por cinco meses, mientras que Majin Buu ya había destruido otros diez planetas. Los saiyanos pensaban en llamar a Bills para destruir al monstruo, pero este se encontraba en otra galaxia buscando a otro destructor de planetas no autorizado.

Banaba y Ranem viajaron a Nostramu para recoger a Mizuna, quien había aumentado su poder hasta niveles inmensurables y comparables a su padre. Mizuna viajó al planeta Poploip y se encontró con Majin Buu, al cual desafió a un combate y para sorpresa de todos, Mizuna se transformó en Super Saiyano, pero luego reveló un tatuaje de un ojo en su frente y este brillaba.

Mizuna comenzó su ataque a tal velocidad,  que ni siquiera Majin Buu sabía que lo habían tocado hasta que se lo dijeran, habiendo recibido un gran agujero en el estómago. El monstruo intentó regenerarse, pero no podía y esto es explicado por Mizuna, quien dice que gracias a su control superior de la energía espiritual, podía cancelar cualquier poder regenerativo por un tiempo limitado y darle la oportunidad de acabar con el enemigo. Con su aumento de poder, Mizuna golpeaba ferozmente a Majin Buu, con su mente hacía volar los escombros para lanzárselos y evitaba que pudiera regenerarse, haciendo que el monstruo intentase convertirle en chocolate. Sin embargo, Mizuna detiene el rayo mágico con su mano y se lo devuelve al Majin, quien termina convertido en chocolate y devorado por Mizuna, quien gracias a su entrenamiento es capaz de copiar la magia y el mimetismo de Buu, para poder usarlos él mismo.

Todo parecía haber terminado, pero Mizuna nota una pequeña energía similar a la de Buu y descubre una versión más pequeña y sin maldad cerca del lugar. Mizuna leyó su mente y se enteró  de que Buu había visto diferentes familias en varios planetas y deseaba tener una, por lo que creó una descendencia propia, Buu Jr., para así tener a alguien a su lado. Mizuna decide perdonar la vida a Buu Jr., y lo llevaría con él a Hale para que tuviera gente que lo quisiera. Tras la batalla, Mizuna se reencontró con su familia y le demostró a su padre los resultados de su entrenamiento, teniendo un pequeño combate por diversión.

Tras ser condecorado por la reina Kassava, Mizuna decide regresar a Hale y poder reunirse con su nueva familia, sus padres acceden y deciden ir a ver su planeta. Mizuna a sus padres, su hermana y a Ranem a Hale, donde conocen a sus esposas e hijos, celebrando una gran fiesta de bienvenida para los saiyanos. Después de cuatro días en el planeta, Mizuna despide a su familia e inicia una nueva vida en el planeta.

Séptima Parte Nueva Era Editar

Cinco años pasaron tras la derrota de Majin Buu, los saiyanos habían continuado trabajando para evitar otra era de tiranía como la de Freezer y su familia. Debido a la expansión espacial, se formó una Federación Galáctica, donde guerreros de diferentes civilizaciones se unían por el mismo objetivo y protegían la galaxia. Los saiyanos eran los más numerosos, pero también había Namekianos, Humanos, Hera-seijin (Raza de Bojack), Metalmen (Raza de Mageta), Metamoran e incluso Demonios del Frío, los cuales provenían de un grupo conocido como Los Renegados, quienes se separaron de la conquista y se instalaron en el planeta Winter, donde deseaban vivir en paz, fuera de los malvados actos de sus compañeros malvados como Cold y sus hijos.

Mientras tanto, May ya había crecido lo suficiente para poder entrar en la federación y gracias a su historial familiar, pudo ser incluida fácilmente. Ranem y Banaba habían sido ascendidos a coroneles, estando bajo las órdenes directas del general Gohan y participando en las misiones más arriesgadas, luchando contra súper villanos espaciales. Tras ver los avances de su hijo, Broly regresó un par de veces a Nostramu, con el objetivo de deshacer la furia incontrolable cuando entra en su forma de Super Saiyano Legendario, logrando grandes avances.

Todo parecía ir bien en la galaxia, hasta que se detectó la destrucción de un pequeño sistema solar en el Sector 4 de la galaxia, descubriendo a un villano cuyo nombre quedaría grabado por siempre en la historia del universo, Arzog Seifer Baraxus II. Un tirano estelar cuenta con un ejército de decenas de millones de mercenarios alienígenas, que utiliza para buscar planetas habitables, terraformarlos y colonizarlos, aún si estos ya están habitados. Actualmente poseía más de treinta planetas bajo su control y estos forman un poderoso imperio, siendo Hellheim su planeta capital, que resulta ser una nave de tamaño planetario. Sin embargo su más potente recurso es la nave Tártaros, la cual se trata de un descomunal barco de guerra estelar que puede arrasar varios planetas en horas e incluso cuando se usa a máximo poder, puede acelerar la vida de una estrella hasta una supernova en treinta segundos. Cuando no se le es provocado, es alguien con el que se puede hablar educadamente y razonar hasta ciertos puntos, pero si alguien le amenaza en una pelea o lo pone en evidencia ante sus hombres, se transforma en un monstruo sin escrúpulos, que hará cualquier cosa para masacrar y humillar a sus enemigos de la forma más dolorosa posible. Los únicos que pueden hablar directamente con él, son sus tres hijos mayores Darius, Vectus y Zomun, su anciano consejero Kinger y la Fuerza Élite Alfa.

El Clan Seifer fue fundado hace cuatrocientos años en el planeta Desire-4, por el señor feudal Netrus Seifer. Desde entonces, el clan fue creciendo al introducirse en las relaciones comerciales secretas, convirtiéndose en una mafia espacial y hace poco más de doscientos años, se unió a la Alianza Eclipse.

Esa alianza estaba formada por los criminales más peligrosos de la galaxia, liderados por el famoso asesino Jack El Rebanador. El clan permaneció como una de las divisiones más poderosas de la alianza, hasta que el jefe Edus Seifer, asesinó a Jack y ocupó su puesto como líder. Así, se formó una monarquía absolutista que usaba una armada de asesinos y otros criminales, iniciando la Dinastía Seifer.

Sin embargo, esta dinastía casi fue destruida por la Federación Estelar y obligando a huir al Clan Seifer y los restos de la Alianza Eclipse a un planeta lejano. Allí nació un varón de sangre real, cuya fuerza e inteligencia era demasiado alta para un recién nacido que al crecer, sintió el miedo de que sus hermanos lo traicionasen, hasta que al cumplir la mayoría de edad, los mató con sus propias manos. Aquel joven guerrero, dirigió a sus seguidores hacía la reconstrucción de su reino y después de que la Alianza Eclipse fuera restaurada, se proclamó como el señor absoluto de la galaxia y su nombre era Arzog.

Tras volver al poder, Arzog inició una cruzada por la galaxia y usó un plan simple para su objetivo principal: Invadir planetas para reducir a la población nativa, extraer todos los recursos tecnológicos, esclavizar a hombres y niños, vender a las mujeres más bellas y los animales en el "mercado negro", vender a las jóvenes como esclavas sexuales, usar a los hombres como esclavos y si el clima no es demasiado favorable, transformar la estructura del planeta en una más adecuada, para luego venderlos en subastas.

La Federación Galáctica veía como las fuerzas de Arzog avanzaban sin control, pero su mayor golpe fue que su aliado comercial más importante, Industrias Nietzsche, abandonaba la federación y se uniría a Arzog para controlar la galaxia. Sin embargo, Arzog los necesitaba para usar su alta tecnología y encontrar el planeta Salomón, donde la Orden de Minerva se dedica a guardar todo el conocimiento de la galaxia. Entre esos conocimientos se encuentra el legendario Libro de los Secretos, el cual dice como encontrar el planeta errante Shangri-La, hogar de las criaturas conocidas como Ninfas, las cuales guardan la Fuente de la Vida, ya que sus aguas hacen rejuvenecer a quien se bañe en ellas y otorgándole una eterna juventud o si se prepara una poción con esta, puede concederle a alguien la vida eterna.

La Federación temía el asombroso poder militar de Arzog, hasta que uno de sus capitanes más famosos, el Capitán Gergoi, traicionó a Arzog y junto a su amada, la princesa Vanela, habían robado información confidencial para dársela a la Federación y destruir su imperio. Todo comenzó, cuando la princesa se enamoró de él y planearon retirarse al planeta Prime Gamma para vivir tranquilos hasta el fin de sus días, pero la princesa solo podía casarse con alguien de sangre real, ósea con uno de sus hermanos. Viendo su horrible futuro, los dos decidieron traicionar a Arzog y unirse a la Federación Galáctica.

Gracias a la información revelada, la Federación pudo avanzar en su contraataque contra Arzog, haciéndole enfurecer y destruir tres sistemas en un día, provocando la destrucción de una colonia saiyana. Aquella catástrofe, hizo que la reina Kassava enviase al Primer General Bardock, con el objetivo de detener a Arzog, pero este resultó ser mucho más poderoso de lo esperado y Bardock tuvo que quedarse atrás para dar tiempo a sus tropas y regresar a casa, pero acosta de sacrificar su vida para destruir a Arzog.

La muerte de Bardock tocó muy fuerte a su raza, especialmente a su esposa Gine y a su nieto Gohan, quien enfurece a tal nivel que mientras estaba enfrentando al tercer hijo de Arzog, el príncipe Zomun, trascendió el Super Saiyano y alcanzó el Super Saiyano de Segundo Nivel, acabando con el príncipe. El imperio de Arzog se enteró de la noticia, pero el emperador no sintió nada y se burló de la derrota de su hijo menor, mientras que ordena a sus dos hermanos centrarse en destruir las fuerzas militares saiyanas, las cuales representan un 70% de la fuerza de la Federación Galáctica.

Mientras, May había sido asignada con un equipo propio, siendo llevados al planeta Kefren, donde serían entrenados para enfrentarse al imperio, los otros miembros del equipo eran:

  • Escar (Namekiano)
  • Coco (Humano)
  • Nitro (Demonio del Frío)
  • Bay (Hera-seijin)
  • Juniper (Hera-seijin y hermana menor de Bay)

El grupo empezó poco a poco, pero acabaron llevándose como compañeros. Tras terminar su educación, el grupo fue enviado a su primera batalla en el planeta Keops, donde fueron masacrados por los enemigos, liderados por las Fuerzas Élite Alfa. El grupo despertó al día siguiente y robaron una nave, con la que intentaron regresar a la base, pero Bay intentó huir a un lugar fuera de peligro, causando que la nave se descontrolase y se estrellase en una luna desconocida, quedando todos inconscientes. Sin embargo, despertaron en un pueblo costero y fueron recibidos por Dakon y sus hermanos Olve y Okora, revelando ser los primos de May e hijos de su tío Mizuna y que habían llegado a la luna Hale. Unas horas después, Mizuna regresa al pueblo y recibe a su sobrina, la cual explica todo lo sucedido con Arzog. Mizuna decide ayudar a los jóvenes guerreros y les entrenará de la misma manera que entrenó con los místicos de Nostramu. En los dos meses siguientes, los seis guerreros fueron entrenados por el saiyano, consiguiendo grandes avances y volviéndose más poderosos de lo que imaginaron. Después de todo su entrenamiento, los seis habían decidido regresar a la base para alistarse de nuevo y lograr la victoria contra Arzog, prometiendo que tras la guerra regresarían a Hale para celebrar la victoria.

Gracias a su entrenamiento, el grupo conocido como Star Breakers, viajó por diferentes planetas y combatieron contra el imperio de Arzog, llegando a destruir  a las Fuerzas Élites Alfa, excepto al Capitán Mango. Todo parecía ir bien, hasta que Escar fue capturado por el príncipe Vectus y controlado por su tecnología de control mental, revelando los planes de la Federación y su entrenamiento con Mizuna. Así, Vectus ordenó la búsqueda de la luna de Hale y ordenar su destrucción, pero al llegar no la encontraron por ninguna parte. Aquello se debía, a que Mizuna detectó sus energías malignas y usó la magia que absorbió de Majin Buu, para cubrir la luna de una barrera invisible. Sin embargo, Vectus se había enfurecido y decidió destruir todo el sistema, por lo que Mizuna lanzó su ataque más poderoso, el Pure Drill Blaster y agujereó la nave, haciendo que se cayese al planeta gaseoso que orbita Hale. Parecía que Mizuna había ganado, pero una cápsula de escape aterrizó en Hale y de ella surgió Vectus, quien empezó a atacar a la gente. Mizuna se hizo cargo del príncipe, pero este decidió jugar su última carta y sacó un objeto extraño, clavándoselo en el brazo izquierdo y empezando a transformarse. Vectus creció hasta la mitad de un Ozaru, su rostro se volvió monstruoso, su piel se oscureció, le surgieron cuernos y largas espinas negras sobresalían de sus hombros y codos.

El príncipe reveló que se trababa del Suero Monstruoso, el resultado de los científicos de su imperio y que permitía a los que se lo inyectaban, aumentar su poder hasta cincuenta veces más. Mizuna se dio cuenta del aumento de poder e incluso tuvo problemas en algunos momentos, entonces sus tres hijos aparecieron y revelaron a su padre que habían estado entrenado en secreto, ya que los tres logran transformarse en Super Saiyanos. Los cuatro Super Saiyanos logran reponerse y acabaron por derrotar al príncipe, lanzándolo a un volcán activo para destruirle completamente. Tras la batalla, Mizuna decide que iría a ayudar a la Federación, dejando a sus tres hijos la tarea de proteger Hale, por lo que usó su vieja nave y viajó hacía donde se encontraba May.

Cuando Mizuna explicó todo lo ocurrido con Vectus, nadie podía creerlo y también se preocuparon por aquel suero y decidieron tender una trampa a Arzog. El plan consistía en lanzar una señal de emergencia falsa, haciendo creer que una nave se había estrellado en el planeta Salomón, atrayendo a Arzog, quien llegaría un sistema estelar cuya estrella estaba a punto de transformarse en un agujero negro y así, absorbería a Arzog y su flota.

El día llegó y la nave de Arzog, la Tártaros llegó a la estrella y esta estalló en supernova, para luego convertirse en un agujero negro y tragarse toda la flota. Todos celebraron su victoria, pero una gran señal apareció en todos los radares y apareció el planeta-nave Hellheim, revelando que Arzog no había caído en la trampa, sino que había encadenado a su consejero Kinger y obligado a pilotar la Tártaros, sacrificando su vida. Sin embargo, Arzog decidió recompensar la gran estrategia de sus enemigos y envió a sus más recientes aliados y substitutos de sus fuerzas de élite, los mercenarios demoníacos más poderosos, Los Seis Ríos del Infierno:

  • Akeront
  • Styxgia
  • Coycitus
  • Flegheto
  • Leteh
  • Mnemo

El poder de estos demonios rivalizaba con el del príncipe Darius e incluso superarlo si se unían todos a la vez. En solo diez minutos, la base de la Federación fue completamente aniquilada y los supervivientes huyeron para alejarse lo más posible de Arzog. Los Star Breakers reunieron a los supervivientes en el planeta Vegeta e intentaron buscar una solución contra Arzog, entonces Gohan recuerda cuando derrotaron a Freezer y usaron las bolas de dragón para quitarle su inmortalidad. Así, Gohan, Mizuna y May viajarían a Namek para usar las bolas de dragón y detener a Arzog, mientras que los demás tendrían que encargarse de mantener todo en orden.

Los tres saiyanos viajan hacía Namek, cuando descubren que Bay se había unido en secreto, ya que le preocupaba que May estuviera en peligro, revelando que desde su entrenamiento en Hale, había desarrollado unos fuertes sentimientos hacía ella. El grupo llegó a Namek, donde hablaron con los namekianos y estos les llevaron ante el Gran Patriarca, quien les lee la mente para comprobar su historia. Tras descubrir todo sobre Arzog, reúnen las bolas de dragón  e invocan a Porunga, con el que piden trasladar el alma de todos los muertos en el ataque a la Federación al planeta Vegeta y con el segundo deseo, son revividos.

Entonces se dieron cuenta de que podían usar el último deseo para poder hacer desaparecer a Arzog, pero el poder Porunga no podía hacerlo. Bay tiene una idea y desea que la información sobre la localización el planeta Shangri-La, fuese borrada de los archivos del planeta Salomón y así, Arzog nunca obtendría la inmortalidad. Tras cumplir su deseo, Mizuna regresa a Hale, mientras que May y Bay regresan al planeta Vegeta y descubren que Arzog había llegado y conquistado el planeta, encerrando a todos sus habitantes en su nave, e incluso Broly había sido criogenizado para no destruirles a todos.

Arzog les revela que ya habían descubierto sobre las bolas de dragón gracias a los archivos saiyanos y por ello fueron a conquistar la Tierra, donde usaron sus bolas para concederle la inmortalidad y juventud eterna. Los guerreros fueron capturados y encerrados con sus compañeros,  allí todos pierden la esperanza y piensan que el final había llegado para todo el universo, pero recuerdan que aún quedaba Mizuna y los Star Breakers unen sus fuerzas, mandando un mensaje por telepatía a Mizuna. 

Mizuna les responde y se entera de lo ocurrido en el planeta Vegeta, entonces se le ocurre una estrategia para derrotar a Arzog. Mizuna llega al Tierra y se infiltra para poder encontrar al creador de las bolas de dragón de ese planeta, topándose con Krilin y Lazuli, quienes le esconden de los hombres de Arzog. Los dos le llevan ante la Rebelión Terrícola, donde los últimos Guerreros Z que quedaban son Krilin, Lazuli, Tenshinan, Yamcha y Upa, quienes peleaban contra los soldados invasores y traían comida y recursos a la población esclavizada. Tras explicar todo lo ocurrido en el espacio, los Guerreros Z deciden llevarlo ante Kamisama y planear una estrategia, pero los hombres de Arzog aparecen e intentan matarlo, haciendo que Yamcha se quedase atrás para darles tiempo, sacrificando su vida al hacerse estallar con el enemigo.

Tras alejarse lo suficiente de los radares, el grupo vuela hacía el palacio de Kamisama y hablan con este, él cual está tan perdido como el resto. Sin embargo, una voz les llega a todos y se trataba de Kaio del Norte, quien actuaba como intermediario por alguien más y ese alguien, era Bardock. El saiyano fue juzgado por el Rey Emma y por sus actos, se le permitió conservar su cuerpo como recompensa y este fue al Paraíso, donde conoció al Kaio del Norte y este le contaba lo ocurrido en su galaxia.

Bardock les habló que había conocido sobre la leyenda del Super Saiyano Dios y que podrían aprovechar su gran poder, para derrotar a Arzog y luego sellarlo eternamente con alguna técnica. Los Guerreros Z recuerdan la técnica del Mafuba y deciden enseñársela a Mizuna, para que tras derrotar a Arzog, lo sellasen por siempre. Así, Mizuna pasó todo el día entrenando el Mafuba, hasta lograr conseguirlo a la perfección gracias a su poder de Mimetismo, partiendo hacía el espacio para enfrentarse a Arzog.

Mizuna fue ayudado por el huido Capitán Gergoi para infiltrarse en Hellheim, aprovechando que Arzog y su hijo estaban en otra nave y liberan a todos los prisioneros y destruyeron el falso planeta. Arzog, Darius y sus demonios mercenarios llegaron al planeta Vegeta, donde los restos de la Federación se enfrentaban contra las fuerzas de Arzog. Los Star Breakes combaten Los Cinco Ríos del Infierno, mientras que Mizuna, Broly y Gohan se enfrentan a Arzog y Darius.

La batalla era de un calibre épico, todos peleaban al máximo y parecía no haber un claro ganador. Mizuna era claramente superior en fuerza y velocidad, pero Arzog demostraba habilidades extremadamente peligrosas. Gohan y Darius tenían un combate igualado, hasta que Broly decide comprobar el resultado de su entrenamiento y se transforma en Super Saiyano Legendario, pero ahora puede controlarse y derrota a Darius con mucha facilidad. Mientras que los Star Breakers pudieron demostrar los resultados de su entrenamiento al enfrentar a los demonios, derrotando a todos excepto Styxgia y Coycitus. Estos dos se ven acorralados y deciden fusionarse en un Súper Demonio y poder acabar con ellos, pero un aliado esperado llega, Escar. El namekiano había sido liberado por el Capitán Gergoi y ahora podría vengarse del imperio, por lo que se une a la batalla con sus compañeros. La fuerza combinada de los Star Breakers termina sobrepasando a la del Súper Demonio y este termina derrotado. Mientras que tras tener un momento para pensar, Mizuna recuerda su plan y pide ayuda a Broly, Gohan, Banaba, Ranem y May, quienes siguieron el ritual y se transformaron en Super Saiyanos, dando sus energías a Mizuna, quien es cubierto por una luz celestial, apareciendo más delgado y con el cabello y ojos rojos, habiendo alcanzado la fase de Super Saiyano Dios. Con sus nuevos poderes, Mizuna humilla completamente a Arzog, destruyéndole una y otra vez, aprovechando de que él no podía morir.

Tras reducirlo a un montón de escombros, Mizuna saca una cápsula de la que saca una vasija de metal y concentra sus energías, usando el Mafuba y encerrando los restos de Arzog en la vasija, para luego caer exhausto y desactivar el Super Saiyano Dios. Todos se alegran por la victoria y el resto de las fuerzas del imperio terminan rindiéndose ante la federación.

Sin embargo, un rayo de energía es disparado y hace arder el sello mágico que mantenía a Arzog en la vasija, revelando que Darius si que seguía con vida al haber guardado su poder de regeneración. Broly lo ve y lo vaporiza con una bola de ki, acabando con el último príncipe y luego observa con todos como Arzog regresaba ya reconstruido, quien infunde terror ante todos los presentes.

Viendo la situación, Kaio del Norte decide utilizar el último recurso, llamar a Bills. El dios acababa de regresar a su casa, cuando recibió el mensaje y declaró que iba dormir, por lo que se enfada con el dios, pero Kaio le hace saber sobre  Arzog y su conquista galáctica, decidiendo poner fin a todo. Rápidamente, Bills y Wiss llegan al planeta Vegeta, donde ven los restos de la batalla y gracias a los saiyanos descubren todo lo ocurrido, haciendo que Bills se emocione ante la aparición del Super Saiyano Dios, entonces Arzog aprovecha la charla e intenta atacar al dios para ocupar su puesto y volverse un dios inmortal. Sin embargo, Bills apenas siente el golpe y se enfurece con el tirano derrotado, por lo que tras insultarlo ante todos, decide acabar con él de la peor manera, usando el Hakai y borrando a Arzog, eliminándole para siempre. Todos quedaron en shock al ver el poder del dios y se dieron cuenta, de que si le hubiesen llamado antes, podrían haber evitado muchas cosas. Bills se dirige a Mizuna y le exige un combate para comprobar la fuerza del Super Saiyano Dios, pero este había quedado sin energías y no podía tenerse en pie, pero le prometió que cuando se curase pelearían amistosamente. Una semana después, la Federación había reconstruido su base en el planeta Tierra y los terrícolas aceptaron la llegada de extraterrestres amistosos, mientras que Bay y May celebraron su boda e invitaron a todos, excepto Mizuna quien se estaba recuperando de la batalla contra Arzog.

Finalmente, Mizuna se recuperó y fue recogido por Wiss, quien le lleva al planeta de Bills, donde el dios le espera con ansias por comprobar su fuerza. Sin embargo, Wiss les recomienda ira una dimensión paralela en la que puedan expulsar sus energías sin alterar el orden del universo, a lo que aceptan los dos y llegan a esa extraña dimensión. La batalla comienza muy igualada, sin embargo ambos calentaban para el verdadero enfrentamiento, Mizuna comienza a incrementar su poder poco a poco y también Bills lo hacía. Mizuna intenta hacer un ataque de golpes a gran velocidad, el cual Bills bloquea fácilmente. Mientras la batalla continuaba, Bills se enfurece por la confianza que demuestra Mizuna y comienza a lanzar múltiples ondas de ki, las cuales el saiyano esquiva fácilmente. Cuando ambos iban a luchar con su máximo poder, Mizuna pierde la transformación y regresa al Super Saiyano, sin embargo este no se da cuenta y sigue peleando a una velocidad más rápida.

El dios estaba contento por la batalla y decide revelarle a Mizuna lo que le había ocurrido. Al parecer, el Super Saiyano Dios daba un gran poder por tiempo limitado, pero debido a su control espiritual y su deseo de lucha, pudo mantener el poder divino en su forma de Super Saiyano. La batalla se reanuda y a pesar de haber perdido gran parte de su fuerza, Mizuna podía mantenerse equilibrado con el dios destructor, el cual disfrutaba de la batalla. Bills se dio cuenta que todo terminaría con Mizuna agotándose, por lo que decidió darle un gran final a su batalla.

Bills creó su Esfera de la Destrucción y la lanzó contra Mizuna, el cual carga todo su poder en una versión más poderosa Pure Drill Blaster y lo disparó, chocando con la esfera. La técnica de Mizuna intentaba perforar la esfera, pero sus energías no eran suficientes y debido a una inestabilidad, se produce una gran explosión. Mizuna queda inconsciente y recuerda toda su vida y la gente que ama, lo cual enciende su espíritu y reactiva su poder divino, mezclando el Super Saiyano Dios con el Super Saiyano Modo Espiritual, creando el Super Saiyano Dios Espíritu.

En su nueva forma, Mizuna logra sorprender a Bills, quien ya pensaba en zanjar el combate. Mizuna se había vuelto extremadamente rápido y tras golpear fuertemente al dios en el estómago, lanza su nuevo ataque el Pure Drill Blaster God Helix, haciendo que Bills tuviera que cubrirse para detener el ataque de herirlo. Tras disparar el ataque, Mizuna regresa a su estado base y declara su derrota, pero Bills no le destruye al haber tenido una batalla decente. Después de su batalla, Bills le dio su permiso para regresar a su planeta y entrenar allí, tras eso Mizuna regresó con los suyos y explicó su épica batalla con el dios destructor.

Octava Parte Expansión Editar

Habían pasado dos meses tras el encuentro entre Mizuna y Bills, la Federación había terminado de reconstruirse y regresar a su rutina, los Star Breakers se convirtieron en un ejemplo para el resto de cadetes, aumentando las filas.

Sin embargo la paz no duraría mucho, ya que en la Tierra ocurriría una terrible batalla. A pesar de lo que se creía, el laboratorio subterráneo del Dr. Gero, seguía funcionando y esto era porque, Gero copió su consciencia en un su ordenador y si su cuerpo físico era destruido, podría seguir existiendo. Gero continuó experimentando, hasta crear su última carta contra los Guerreros Z, había mezclado el ADN de Kakaroto, Raditz, Nappa, Vegeta, Tenshinhan, Yamcha, Krilin, Freezer y muchos otros guerreros que habitaban la Tierra en esos momentos, como namekianos y Hera-seijins, dando lugar a Cell-XX.

Esta nueva versión de Cell era más poderosa que la anterior y además había obtenido una apariencia femenina, gracias a la adición de células femeninas en la mezcla. Todo parecía perfecto para Gero, pero el nuevo bio-androide empezó a hablar sobre tomar sus propias decisiones y tras confrontar a Gero, Cell-XX desintegra todo el laboratorio y mata definitivamente a Gero. Tras matar a su creador, Cell-XX tuvo un nuevo sueño y objetivo para su vida, encontrar peleadores fuertes y combatirlos para probar sus propias habilidades. Cell-XX se instaló en una cueva situada a unos kilómetros de donde Raditz aterrizó para encontrarse con Kakaroto. Allí, se creó su propio hogar y comenzó su búsqueda de guerreros, encontrándose con Krilin y Lazuli, a los que derrotó con facilidad, pero no los mató debido a su cambio de personalidad. Así Cell-XX, derrotó a todos los guerreros de la Tierra uno a uno, pero cuando se preparaba para viajar a otros planetas, sintió una energía extraña y muy poderosa.

En aquel momento, Mizuna y su familia habían aterrizado en la Tierra, habiendo venido de visita y reencontrase con los Guerreros Z, pudiendo agradecerles por ayudarle contra Arzog. Cell-XX voló rápidamente y se encontró con Mizuna, quien detecta su deseo de combate y decide cumplirlo para estirar los músculos tras el viaje desde Hale. Mizuna era claramente superior, pero Cell-XX logró sorprenderle en algunos momentos y logró derribarlo al usar el Taiyoken contra él. Mizuna decidió terminar rápido y ver a su amigos, por lo que se transformó en Super Saiyano y derribo a Cell-XX de un golpe. Mientras la familia volaba al punto de encuentro, Cell-XX se levantó y sintió una gran emoción tras pelear con Mizuna, terminando por enamorarse de él. Durante los cuatro días que Mizuna y su familia se quedaron en la Tierra, Cell-XX aparecía para volver a pelear y Mizuna la despachaba de un golpe.

Finalmente, Cell-XX confiesa su amor y Mizuna decide aceptarla como una esposa más, ya que en Hale se había convertido en un Jefe de Tribu y podía tener tres compañeras como esposas. Así, Mizuna regresó con un nuevo miembro en su familia y en Hale celebraron su boda, empezando una nueva vida.

Tres años tras la aparición de Cell-XX, Mizuna había estado entrenando en el planeta de Bills y había conseguido una nueva forma, el Super Saiyano Azul. Un día, dos personajes llegan al planeta y estos eran el dios destructor Champa y Vados, quienes venían para una competición de comidas.

En aquel momento, Mizuna descubre que Vados es la hermana mayor de Wiss, Bills y Champa son hermanos gemelos y la existencia de los doce universos. Tras probar la comida de la Tierra, Champa busca una Tierra en su universo, pero la que hay es una arrasada completamente por una guerra entre los humanos.

Sin embargo, Champa revela que cuenta con el poder de las Súper Bolas de Dragón, las bolas de dragón originales y las cuales no tienen límite alguno, por lo que usaría su poder para transportar la Tierra del Universo 7 al 6. A Bills no le gusta la idea y trama un plan para quitarse a su hermano Champa de encima, por lo que pide ayuda a Bulma, logrando crear un nuevo radar y encontrar la última bola. En cuanto invocaron a Super Shenron, Bills se adelantó y pidió que la Tierra del Universo 6 fuera reconstruida y tuviera una civilización parecida a la del Universo 7, pudiendo disfrutar de comidas deliciosas en su universo y no venir a su universo para molestarle.

Antes de regresar a su universo, Champa le dice que no dejaría a su hermano sin recompensa y por ello deciden organizar un torneo entre los dos universos por diversión, trayendo a cinco participantes para combatir en una gran batalla.

Mizuna le dice a Bills que acepte y así tengan algo de diversión, Bills acepta y crean las reglas del torneo:

  • Uno pierde si se rinde, recibe ayuda externa o queda inconsciente por veinte segundos
  • No se matará al rival
  • No se usarán drogas ni armas
  • Antes del torneo, se hará un examen psicológico a todos los participantes

Tras marcharse Champa y Vados, Mizuna se pasó los cinco días siguientes buscando a sus compañeros para el torneo, hasta que se completó el equipo de Bills:

  • Mizuna
  • Broly
  • Cell-XX
  • Buu Jr.
  • Escar

El día del torneo llegó y se celebró en un planeta muerto entre los universos. En eso aparecen el Kaio Shin del Este y su ayudante Kibito, sorprendiendo a los presentes, el Kaio Shin del Este le dice a Mizuna que tiene su agradecimiento por haber acabado con Majin Buu. En eso Wiss le avisa a que el examen va dar comienzo, mientras suben a la plataforma, los seis sujetos aparecen frente a los demás, entre ellos un sujeto que se parece a Freezer.

En ese momento Vados anuncio que el examen escrito estaba por comenzar. Mientras el participante Cabba estaba caminando hacia su asiento para tomar el examen, llamo la atención de Mizuna y Broly. Les pregunta si son saiyanos y Broly se impresiono cuando se dio cuenta y se pregunta si los saiyanos están presentes en su equipo. Cabba revela que es un saiyano a lo que Mizuna y Broly se sorprenden. Broly comenta sobre la vestimenta de Cabba diciendo que el traje que lleva puesto se parece al estilo que los saiyans llevaban antes de aliarse con Freezer, pero Cabba no parece saber nada de Freezer. Broly pregunta a Cabba el nombre del planeta en que los saiyanos viven en su universo y Cabba responde diciendo que es el Planeta Salad, el planeta original de los saiyanos. Broly se sorprende de que el planeta todavía existe en el universo. Cabba se muestra curioso en saber si existe Planeta Salad en el Universo 7, pero Broly dice que ha sido destruido a causa de un conflicto interno entre saiyanos. Mizuna le pregunta a Cabba donde está su cola a lo que Cabba dice que tenían colas hace mucho tiempo, pero ahora ya no las tienen porque evolucionaron. Broly se pregunta si todavía siguen siendo un "raza de guerreros" y Cabba dice que lo son pero no conquistan planetas, pero su principal objetivo es deshacerse de los seres malignos.

En ese momento Vados les grita por no tomar asiento, Cabba les ofrece llevarlos algún día al Planeta Salad cuando él sea capaz y Mizuna le dice que no se preocupe porque ya no roban más planetas. Cabba acepta y le dice a Mizuna que no se contendrá en los combates, cosa que pone contento a Vegeta.

Tras 10 minutos de examen, los dos universos dan buenos resultados y comienza la primera batalla, Mizuna vs Botamo. En un inicio, parece que Mizuna ganará sin problemas, pero Botamo resulta ser un contrincante más resistente de lo esperado. Mizuna nota la gran persistencia de Botamo y le lanza un Kamehameha, pero el oso lo consigue esquivar volando como si fuera un globo desinflándose. Gohan se dan cuenta de que si Mizuna no consigue hacerle daño, irá perdiendo resistencia y acabará perdiendo, pero Buu Jr. dice que podría transformarse en Super Saiyan, pero Mizuna le responde que aún que lo haga, puede que tampoco gane.

Mizuna logra avanzarse y lanza otro Kamehameha, pero Botamo decide dejarse dar y parece haber sido su derrota, pero este seguía igual. En ese momento, Champa revela la súper habilidad de Botamo, el Traslado de Daño, pudiendo enviar cualquier daño físico recibido a otra dimensión y ser inmune a golpes y ataques de energía. Mizuna se alegra de que haya alguien con una habilidad tan interesante y reanuda el combate.

Escar se da cuenta de que a pesar de que es más fuerte, Mizuna quiere guardar toda la fuerza para un verdadero combate y eso le podría costar la victoria. En ese momento tiene un plan, por lo que derriba a Botamo con un simple empujón, luego lo coge de las piernas y lo empieza a arrastrar hacía el límite del ring. Botamo intenta disparar a Mizuna, pero este esquiva sus ataques y cuando llegan al borde del ring, Mizuna suelta a Botamo y este le ataca, en ese momento, el saiyan aprovecha para agarrarlo y lanzarlo fuera del ring.

Mizuna regresa con los otros y les dice que siente haberles preocupado, ya que pretendía leer la fuerza de combate de Botamo y por ello había tenido ese comportamiento. Botamo regresa a su puesto y es reñido por Champa, entonces Mizuna mira hacía allí y observa sospechosamente al participante Hit, como si escondiera algo. El presentador anuncia el segundo duelo del torneo: Mizuna vs Frost.

Los Guerreros Z se dan cuenta del gran parecido que Frost tiene con Freezer y se preocupan por la seguridad de Mizuna, sin embargo Frost resulta ser una buena persona y muy educada, presentándose amablemente a los espectadores. El combate comienza y los dos contrincantes se encaran en una feroz batalla, Mizuna parece ser más fuerte, pero Frost demuestra que se trata de un guerrero que no le dejará ganar. Al cabo de un rato, Mizuna logra alzarse superior y derriba a Frost de un puñetazo en el estómago. Mizuna se da cuenta de que Frost no está luchando en serio, debido a que intenta medir el nivel que tiene y por ello le pide que se transforme en su forma final. Frost se sorprende y le pregunta como sabe eso, Mizuna le explicó que hace tiempo su raza se enfrentó a alguien como él en su universo.

Mizuna le pide que se transforme una vez más, pero Frost le advierte de que cuando se transforme, el resultado del combate será su victoria. Frost decide transformarse y acaba adoptando la tercera transformación (Como la de Freezer). Sin embargo, Frost no puede igualarse con Mizuna y rápidamente salta a su forma final y original. Mizuna decide terminar con esta batalla y se transforma en Super Saiyano, haciendo que Frost y todos los del Universo 6 se sorprendan de ello, incluso Champa, que pregunta a Cabba si los saiyanos del planeta Salad también se transforman, a lo que Cabba responde que no conoce esa transformación. Además Hit abre un ojo para observar, pero luego lo vuelve a cerrar, como si no fuera nada para él.

Mizuna golpea fuertemente al demonio del frío y parece derrotarlo, pero Frost se lanza en un último puñetazo y golpea a Mizuna en el brazo izquierdo. Mizuna comienza a marearse y a nublársele la vista, entonces Frost aprovecha y lanza a Mizuna fuera del ring, ganando el combate.

Tras la sorprendente eliminación de Mizuna, ahora le llega el turno de combate a Escar. Broly parece sospechar algo sobre Frost, ya que no le parece obvio que Mizuna haya perdido el conocimiento después de un golpe tan pequeño. Comienza el combate entre Escar y Frost, que al principio es muy parejo y solo algunos pueden seguirlo con tranquilidad, pero tras unos momentos Frost comienza a demostrar su superioridad contra el namekiano. Finalmente, Frost usa la misma técnica y logra derrotar a Escar. Cuando Escar se regenera y el árbitro anuncia la victoria de Frost, Broly sorprende a todos oponiéndose a ello. Al parecer, Broly ha visto que lo que Frost está haciendo es sacar un arma secreta de su brazo derecho que va contra las reglas. El árbitro se dispone a comprobarlo, descubre una aguja que sale de su brazo, la toca, y se adormece. Ahora ha quedado claro que Frost ha estado haciendo trampas y, por tanto, el árbitro descalifica a Frost, dando la victoria a Escar.

Gracias a Vados, Frost reconoce que en realidad él no se dedica a salvar planetas y parar guerras. Lo que hace es crear las guerras con la ayuda de su tripulación de piratas galácticos y luego pararlas, para sacar la mayor cantidad de dinero, además de ganar fama entre todos los planetas. Todos quedan decepcionados ante esta realidad, sobretodo Cabba, quien hace años luchó junto a Frost en el planeta Mayone y ahora los piratas que combatieron allí, eran en realidad hombres de Frost.

Sin embargo, Escar no quiere continuar batallando, ya que se ha dado cuenta de la gran brecha de poder entre él y el resto de guerreros, mintiendo ya que en sus entrenamientos, había desarrollado una habilidad de precognición limitada y vio el futuro del torneo. Tras el abandono de Escar, Buu Jr, toma su lugar y se dirige a su combate. Buu Jr. se enfrentó al robot gigante Mageta, quien usaba armas secretas de su cuerpo como disparos de vapor o lava y contaba con un cuerpo realmente resistente e inmune a la magia. El majin tuvo problemas, ya que había estado practicando más su magia y aún tenía que pulir su combate físico. Sin embargo, Buu tuvo una idea y empezó a liberar humo de sus agujeros, hasta que cubrió todo el ring. Buu aprovecho que nadie veía nada y destruyó el ring, pero antes de que Mageta cayase, puedo coger a Buu y hacerlo caer con él. Dado que los dos habían caído al mismo tiempo, quedan eliminados y se inicia el siguiente combate Broly vs Cabba.

Así pues, comienza el combate y Cabba parece moverse bastante rápido y tener mucho potencial, pero no parece estar al mismo nivel de Broly, hasta que Cabba le sorprende copiando los movimientos de Broly, demostrando su gran capacidad de aprendizaje. Broly detiene la pelea y le pregunta a Cabba si se puede transformar en Super Saiyano y parece ser que no ha aprendido, aunque sí que se ha dado cuenta de las transformaciones durante los combates anteriores.

Cabba le pregunta a Broly si le podría enseñar a transformarse en Super Saiyano para poder proteger a su familia y a su planeta. A Broly no le hace ninguna gracia tener que dedicar tiempo del combate a enseñarle nada y de que él sea un saiyan tan débil, así que se transforma en Super Saiyano, provocando que Cabba comience a tener miedo. Broly le ataca fuertemente, propinándole un gran puñetazo que le hace escupir un poco de sangre, seguido de unas tremendas patadas y haciéndolo botar como si fuera un balón de fútbol. Finalmente decide terminar y agarra del cuello a Broly, amenazando con matarlo y que después del torneo se encargaría de destruir su planeta natal junto a todos sus seres queridos(Obviamente Broly no tiene ninguna intención de hacer esto). Esas palabras despertaron la ira que había en Cabba, quien por fin consigue liberarse y transformarse en Super Saiyano, sacando todo su potencial y atacando al saiyano con movimientos muy rápidos, llegando a sorprenderlo ante su repentino aumento de poder. Es entonces cuando Broly decide enseñarle a Cabba como de poderoso puede llegar a ser un saiyano, por lo que se transforma en un Super Saiyano Legendario y con un sólo golpe derrota al joven saiyano, al que le dice que recuerde ese dolor. Cabba queda derrotado y así pues, Broly gana el combate. Ya después del combate, Broly le pregunta a Cabba que intente transformarse de nuevo y este lo consigue, realmente parece que tiene mucho potencial y le comenta que intente entrenar para superarle.

El siguiente combate será entre Broly y el último guerrero del Universo 6, Hit. Resulta que Hit es el asesino guerrero más fuerte de su universo y Vados le ha prometido a este que si gana el combate le regalará la plataforma transportadora con la que se puede viajar entre universos.

Comienza el combate entre Broly y Hit, de quien dicen es un asesino que nunca ha perdido frente a sus objetivos, que siempre consigue acabar con sus presas el 100% de las veces. Tras comenzar el combate, Broly se transforma directamente en Super Saiyano Legendario y ambos quedan a la espera de que alguien haga el primer movimiento. Broly inmediatamente se da cuenta de lo rápidos que son los movimientos de Hit. Cada golpe que Broly le quiere dar, Hit consigue esquivarlo y contrarrestarlo sin que Broly se pueda dar ni cuenta.

Desde la grada, Mizuna, que suele ser capaz de ver todo tipo de movimientos por rápidos que sean, tampoco es capaz de ver ningún movimiento del asesino. Así pues, poco a poco, Broly va quedando debilitado por los ataques que Hit le está dando en los puntos vitales de su cuerpo, llegando a hacer que el saiyano comienza a sangrar e incluso Hit le recomienda que se rinda para que no llegue a morir por todos estos golpes que se le van acumulando al saiyano en el cuerpo.

Esas palabras enfurecen más que nunca a Broly y entonces tiene una idea, por lo que se lanza contra Hit y se deja por este, solo para agarrar a Hit del brazo, por lo que tras recibir uno de sus golpes, piensa que ahora entonces será capaz de darle un buen golpe en la cara, pero se sorprende al ver que de nuevo Hit reacciona antes que él y esta vez le da un poderoso golpe en el estómago que le deja totalmente rendido en el suelo. Así pues, Hit gana el combate contra Broly. Todos se sorprenden de esta derrota, es entonces cuando Wiss comenta que puede ser que Hit esté usando el Tokitobashi y así estar viajando en el tiempo durante 0.1 segundos, de tal manera que siempre se adelanta a los movimientos de sus adversarios. Esto le puede dar cierta pista a Cell-XX, ahora que le toca a él enfrentarse a Hit, entonces Broly sale del tatami con y no le puede dar a su nuera ningún consejo sobre el combate, pues realmente ha quedado derrotado sin poder hacer nada al respecto.Como se esperaba, Cell-XX no puede contra Hit, pero logra usar su súper inteligencia para calcular el tiempo que usa Hit en su técnica y tras conseguir sus resultados, se rinde.

Mizuna empieza su combate y demuestra una pequeña superioridad contra Hit, revelando al asesino como lo ha hecho. Mizuna explica que se trata de que la razón de que Hit guarde sus manos, es para que pueda cubrir los movimientos de estas y los de sus piernas, para que el enemigo que no vea que cuando Hit golpea mientras usa el Tokitobashi, no puede cambiar la dirección del golpe. Hit se sorprende y decide sacar sus manos para tener un combate más interesante. Los dos guerreros comienzan un combate extremadamente rápido, haciendo que Champa se preocupe, pero Vados le explica que Hit no usa casi nada de energía con su Tokitobashi y Mizuna debe pensar y reaccionar a los movimientos de su adversario, lo cual terminará por cansarlo. Mizuna oye lo que dicen y decide darles algo digno de ver, por lo que baja al suelo y empieza a aumentar su energía, hasta que se transforma en Super Saiyano Dios.

Ahora Mizuna puede superar a Hit, devolviéndole muchos golpes y esquivando su Tokitobashi, entonces Wiss explica lo que ocurría:  Mizuna no solo había cerrado la brecha entre él y Hit, sino que había superado el poder diferencial anterior entre él y Hit, ya que el Tokitobashi solo es efectivo con personas de igual o menor poder que el usuario. Hit logra escuchar eso y se detiene para liberar todo su poder oculto, además de guardar su manos para ocultar de nuevo sus movimientos. Mizuna ataca y Hit usa el Tokitobashi, pero Mizuna rompe la brecha temporal al transformarse en Super Saiyano Azul antes de quedarse congelado en el tiempo. Mizuna le da unos poderosos golpes a Hit y lo lanza hacía el cielo, donde lanza una poderosa ráfaga de energía que engulle al asesino. Tras regresar al ring, Mizuna felicita Hit por ser tan poderoso, pero le dice que si no existiera la regla de no matar, sus habilidades serían mucho mayores. Mizuna le hace prometer que acabarían su pelea en otro momento y sin reglas, por lo que decide abandonar. Todos se quedan en shock al oír eso y el árbitro revela que el ganador es el Universo 6.

Bills se enfada con Mizuna, pero dado que era un torneo amistoso todo queda arreglado. Después de una comida de despedida, Champa y sus guerreros se disponen regresar a su universo, pero es justo en este momento cuando aparece en el planeta ni más ni menos que dos seres azules pequeños llamados Zeno, acompañados por sus dos asistentes y dejando a los mismísimos Bills y Champa temblando de miedo.

Bills y Champa tiemblan de miedo al ver que los Zeno ha llegado, pues le deben mucho respeto. Entre otras cosas, es ellos dos son los reyes que están por encima de todo lo que existe en los doce universos y quienes pueden decidir el destino de los Dioses de la Destrucción. Así pues, siguiendo el ejemplo de Bills y de Champa, todos los dioses se dirigen desde la grada al tatami y arrodillarse por respeto a los Zeno.

A pesar de haber venido a dar un toque de atención a Bills y a Champa por hacer cosas fuera de la norma en vez de hacer su trabajo de Dios de la Destrucción, llegando a bromear sobre sustituir a los dioses gemelos, pero los Zeno se muestran muy contentos de haber visto los combates en el torneo de artes marciales y están pensando en que podrían organizar un próximo torneo, esta vez con participantes de los doce universos.

Esto hace que Mizuna esté tan contento que, sin dudarlo, y sin pensar en nada más ni darse cuenta del respeto con que se debe tratarle, por lo que se acerca a los Zeno a decirles lo bien que le parece la idea de éste torneo, dándole a continuación la mano a los Zenos . Ante la sorpresa de todos, los Zeno le dan la mano en respuesta y luego de confesar que le agrada Mizuna, se despiden para irse con sus guardias protectores. Tras regresar a Hale, Mizuna cuenta la historia del torneo a su pueblo, dejándolos asombrados.

Novena Parte Caos Editar

Había pasado un año tras el torneo entre universos. Mizuna se llevó a su padre al planeta de Bills y han entrenado allí juntos, mientras que el resto del universo seguía igual. Sin embargo, algo ocurriría en el Universo 10, donde el Kaio del Norte de ese universo, Zamasu había sido escogido como el sucesor del Kaioshin, Gowasu. El dios era muy poderoso físicamente, pero su corazón era inestable y había desarrollado un extraño odio contra los mortales.

Un día, el Kaioshin del Universo 7 fue llamado por Gowasu para que le ayudase con Zamasu. Kaioshin deja que Zamasu luche contra Kibito para probar su poder y Zamasu no tiene problemas contra él. Tras la batalla, los dioses hablan sobre que en el Universo 7, lograron derrotar a Majin Buu, haciendo que Kaioshin mencione a Mizuna, Zamasu se enfada al saber sobre mortales igual que los dioses

Después de que Kaioshin y Kibito se fueron, Gowasu le pregunta a Zamasu si tiene algo en su mente, entonces el Kaio le pregunta: ¿Realmente merece la pena proteger a los mortales? Él ha observado que repiten el mismo ciclo de manera interminable: En primer lugar floreciente, a continuación, destruyéndose a sí mismos en guerras. ¿No deberían intervenir para poner fin a estos tontos errores? Gowasu explica que el papel de los Kaios y Kaioshins es crear y observar; sólo a los Dioses de la Destrucción se les permite interferir directamente. Zamasu tiene que entender su propio papel, y aprender más acerca de los mortales.

Unos días después, Zamasu sigue hablando con su maestro Gowasu sobre el comportamiento primitivo de los habitantes del planeta Babari que no paran de luchar entre ellos. Gowasu le comenta que les dé un tiempo, a lo mejor terminan desarrollando una cultura civilizada. Con esto, el maestro de Zamasu le muestra los anillos del tiempo. Quizá puedan utilizar uno de ellos para irse mil años al futuro y así ver si ciertamente estas criaturas han mejorado su comportamiento.

Para poder viajar al futuro, sin embargo, hay que ser un Kaioshin. Zamasu es sólo un aprendiz y es por esto por lo que Gowasu le deja uno de sus pendientes verdes. El pendiente de Zamasu, sin embargo, era de color naranja de aprendiz. Su maestro le pide que se ponga el pendiente en su oreja izquierda, al igual que él. Si los tuvieran en orejas distintas, se fusionarían, convirtiéndose en un Kaioshin más fuerte, pero la fusión no tendría vuelta atrás. El maestro de Zamasu le explica que con un anillo del tiempo también se puede viajar al pasado, pero es algo que está prohibido. Viajar al pasado puede ser muy peligroso ya que podría conllevar el cambiar los acontecimientos y crear Mundos Paralelos.

Zamasu pregunta sobre los mundos paralelos y Gowasu explica que el primer viaje en el tiempo, fue hecho por un mortal perteneciente al Universo 12 y creó el primer mundo paralelo, sin embargo fue pillado por los dioses y él y su máquina del tiempo fueron destruidos. El mundo paralelo fue destruido por el mismo Zeno, pero en aquel mundo también había un Zeno y este casi destruye el mundo original, pero el Gran Sacerdote intervino e hizo los dos Zeno, se hicieran amigos, surgiendo el segundo Zeno que gobierna los doce universos. Desde entonces, el viaje en el tiempo está totalmente prohibido, ya que al crear un mundo paralelo, nacería otro Zeno y si varios Zeno se pusieran a usar su poder, toda la existencia podría desaparecer completamente.

Así pues, Zamasu y su maestro viajan mil años al futuro. Las criaturas, aunque parecen algo más civilizadas, siguen luchando entre sí. Zamasu piensa que mientras existan este tipo de criaturas no puede haber paz en el universo. En aquel momento un Babariano intenta atacar a Gowasu y Zamasu usa su poder para partirlo en dos. Gowasu, sin embargo, le advierte de que debería dedicarse a observar, entender y ver evolucionar a estas criaturas y le explica como la Justicia es la balanza entre el bien y el mal. A pesar de todas estas explicaciones, Zamasu sigue pensando que hay que terminar con el mal y con los humanos que ensucian sus preciosos planetas. Debido a su comportamiento utilizando su fuerza contra las criaturas del planeta Babari, Gowasu le pide a Zamasu que le devuelva su pendiente.

Más tarde, Zamasu se conecta a God Tube e investiga por Mizuna, observando el torneo de Champa y Bills. Mientras Gowasu bromea acerca de convertirse en un "God-Tuber", Zamasu se sorprende al ver que Mizuna lucha en ese torneo y al ver la batalla de este contra Hit, se veía en shock al ver como el saiyano poseía el ki de un dios. Sin embargo, su atención cambia al observar las Súper Bolas de Dragón y le pregunta a su maestro que son, Gowasu le habla sobre que pueden cumplir cualquier deseo que se les pida.

Tras observar la batalla, Zamasu se teletransporta al Universo 7 y llega ante el sabio universal Zuno, al cual amenaza para que le diga todo lo que sepa sobre las Súper Bolas de Dragón. Zuno le ofrece una muy completa explicación acerca de las Súper Bolas de Dragón, pero Zamasu rápidamente se cansa de esto, ya que todo lo que quiere saber es cómo usarlas.

Tras responder su primera pregunta, la siguiente es dónde están ubicadas y aunque Zuno en un principio se niega a responder ninguna otra pregunta, Zamasu dice que deje de dar rodeos y lo amenaza físicamente. Zuno cada vez más nervioso explica que se utilizaron hace tan sólo un poco de tiempo y por lo tanto no pueden ser utilizadas de nuevo por un período de tiempo equivalente a la vida útil de una cucaracha...en otras palabras, un año. Zamasu repite su demanda a Zuno de decirle la ubicación de cada bola, y también pide que le diga todo acerca de Mizuna.

Mientras tanto, Mizuna se encontraba entrenando con su padre en el planeta de Bills y tras descansar, hablan sobre los Zeno y su poder, revelando que hace mucho tiempo existieron dieciocho universos, pero el primer Zeno se enfado con seis de ellos y los destruyó sin dificultad, además de que Wiss tenía el poder para retroceder el tiempo por tres minutos si Bills destruía cosas que no debía. El almuerzo se interrumpió cuando Bills empezó a sentirse raro y moribundo, entonces Wiss dijo a Mizuna que fuera con el Kaioshin y ver si está bien, por lo que usa su recién adquirida teletransportación y llega al Planeta Sagrado. Allí ve como Kibito había sido asesinado y una sombra misteriosa estrangulaba a Kaioshin, Mizuna logró salvar al dios y al girarse vio al enemigo, quien era una copia suya vestida con ropas oscuras. Mizuna le preguntó quién era y él responde que era el caballero por la justicia universal, Black Mizuna. Esta versión maligna se lanzó contra el Mizuna original, quien regresó al planeta de Bills y dejó al Kaioshin, para luego regresar a por su yo malvado. Los dos Mizuna se enfrentaron en una épica batalla muy igualada, hasta que Bills y Wiss llegaron al lugar para detener a Black Mizuna, quien al ver al dios destructor se teletransportó a un lugar desconocido.

Nadie entendía nada de lo que acababa de ocurrir, entonces Kaioshin despertó y se explicaron las dos partes de la misma historia. Tras oír lo que Black Mizuna había dicho, Bills sospechó sobre la idea de un dios maligno, entonces Kaioshin pensó en la visita que hizo al Universo 10 y habló sobre la actitud de Zamasu. Pensando que Zamasu era el culpable de todo, Mizuna, Bills, Wiss y Kaioshin viajaron al Universo 10 para hablar con Gowasu.

Tras llegar, se encontraron con Gowasu y discutieron sobre Zamasu, revelando que su aprendiz había estado buscando sobre Mizuna y las Súper Bolas de Dragón, entonces Zuno llama al Kaioshin de forma telepática y le habla sobre la visita de Zamasu. Al oír eso, Wiss relacionó todo y formó una teoría:

El odio hacía los mortales, hizo que Zamasu investigase a sobre Mizuna y tras descubrir las Súper Bolas de Dragón, creó un malvado plan. Primero visitó a Zuno para saber detalles sobre las Súper Bolas de Dragón y Mizuna, luego pensó en crear un poderoso aliado para lograr sus objetivos y al haber investigado de Mizuna le hizo interesarse por el poder del saiyan, lo que puede haber dado lugar al deseo de pedir un subordinado con esas mismas habilidades, naciendo una copia Black Mizuna. Zamasu sabía que los dioses serían un problema, por lo que decidió enviar a Black Mizuna a que asesinase a todos los Kaioshins de los doce universos, ya que cuando un Kaioshin muere, el Dios de la Destrucción muere con él y el Ángel queda inactivo. Así, Zamasu podría exterminar a todos los mortales de los doce universos.

En ese momento, Zamasu camina hacia allí, hasta que finalmente aparece ante ellos. Él se percata de que Bills y los demás estaban presentes, así que cortésmente les da la bienvenida a todos a su vez, sorprendido de que el Kaioshin del Este esté presente, pero se pregunta a sí mismo la razón por la que están haciendo todos ahí, especialmente un mortal como Mizuna. Bills dice que ya habían terminado de hablar y odiaría a entrometerse en su hora del té, y de todas formas, se trata sólo de tiempo para la siesta y que será mejor que hablen más tarde, pero antes de partir, Wiss le presenta a Gowasu unos Daifuku (Pasteles de arroz rellenos de mermelada de frijoles)

El grupo se detuvo en un planeta en el Universo 10 y discutió sobre que Gowasu parecía no querer aceptar la verdad sobre su aprendiz. En ese momento, Bills decidió espiar y con el cetro de Wiss observaron a Gowasu y Zamasu, debido a que Bills podría decir de su breve reunión que Zamasu se llena con el impulso de matar a Gowasu, aún que Mizuna y Kaioshin no son capaces de percibirlo, pero al ser un dios de la destrucción, Bills es particularmente sensible a ese tipo de cosas, como también Wiss. Sin embargo, lo que él recomienda hacer es que tienen que esperar a pruebas concretas; que no pueden destruir a un aprendiz Kaioshin del Universo 10 simplemente por tener las ganas de matar a alguien. Mizuna se preocupa que una vez que se pruebe ya será demasiado tarde.

Zamasu dice que él cree más en lo que dijo sobre el equilibrio entre el bien y el mal, y está de acuerdo con él ahora, mientras da vueltas por detrás de Gowasu. Mizuna y compañía (Sin dejar de observar el cetro Wiss) pueden ver que está formando su mano en un sable de energía y que se prepara para golpearlo. Mizuna insta a Bills para actuar con rapidez, pero es demasiado tarde y Zamasu asesina a Gowasu, decapitándole.

Sin embargo, Wiss revierte el tiempo antes del ataque y niega todo lo que había sucedido, obteniendo todas las pruebas que necesitan para acusar a Zamasu. Justo cuando Zamasu iba a matar otra vez a Gowasu, Wiss usa su poder para cubrir la mano de Zamasu con un guante y salva la vida de Gowasu. Bills y los demás aparecen y le explican a Gowasu sobre cómo Zamasu estaba tratando de matarlo, luego el Kaioshin del Este explica en detalle que él deseaba matar a Gowasu para ser el nuevo Kaioshin. Gowasu se sorprende al escuchar que Zamasu en realidad no ha dado vuelta a una nueva página, pero Zamasu dice que no tiene necesidad de él, y que está simplemente tratando de hacer cumplir la justicia divina, después de todo. Aún así, se sorprende que podrían haber funcionado toda su plan simplemente del hecho de que él quería matar a Gowasu, sin embargo Zamasu está feliz, diciendo de que su deseo ya se hizo realidad y decide matar a Mizuna, pero Bills lo detiene y le dice que no se deje llevar y lo destruye rápidamente con su Hakai.

De vuelta al Universo 7, Broly se entera de la muerte de Zamasu y todos piensan que ahora solo queda encontrar a Black Mizuna. Sin embargo, un mensaje llega del Kaio del Norte y este revela una terrible noticia, un supuesto Kaioshin llamado Zamasu estaba arrasando planetas por toda la galaxia. Todos se quedan en shock al saber que Zamasu seguía con vida y Mizuna decide ir a ver si es cierto, esta vez yendo con su padre.

Los saiyanos llegan ante el supuesto Zamasu y lo enfrentan, pero cuando iban a destruirle, Black Mizuna apareció y los golpeó. La batalla continuó e hizo temblar todo el planeta, haciendo que sus energías se sintieran por toda la galaxia, hasta que apareció una columna de luz venida del cielo y de esta salió un nuevo Zamasu, pero este estaba vestido en ropas oscuros. Mizuna no entendía nada y exigió una explicación, Zamasu decide explicar todo su plan:

Tras saber sobre las Súper Bolas de Dragón, Zamasu decidió usarlas rápidamente para desear ser el Kaioshin más poderoso de los doce universos y obtener el Poder de la Creación, con el que dar forma a cualquier cosa sin límites. Así Zamasu Supremo usó su poder para crear un universo invisible para el resto de dioses y ángeles, creó a Black Mizuna, una legión de versiones menos poderosas y unos Anillos del Tiempo e inició su Plan Cero Mortales. Primero intentó asesinar al Kaioshin del Universo 7, pero al fallar ordenó a todas sus copias que llevasen su Anillo del Tiempo correspondiente y evitar que Bills los borrase a todos.

Sabiendo todo eso, padre e hijo intentaron atacar al dios, pero Black Mizuna se interpuso junto a muchas copias de Zamasu. Los saiyanos iniciaron una batalla campal, acabando con todos los Zamasu, pero Zamasu Supremo seguía creando oleadas de copias, haciendo la batalla interminable. En aquel momento, Bills y Wiss llegaron al planeta, haciendo que los villanos huyeran a su universo privado.

Mizuna explicó a Bills sobre la historia de Zamasu, entonces aparecieron viejos conocidos: Banaba, Ranem, May y Bay. Ellos se encontraban patrullando por la zona y sintieron sus energías, además de explicar de los otros Zamasus que atacaban el universo. Viendo la situación, Mizuna decide reunir a los guerreros más importantes de la galaxia para formar un equipo que se encargase de los Zamasu, mientras que Bills y Wiss buscarían al Zamasu Supremo y acabar con él.

Así, Mizuna viaja por la galaxia en busca de antiguos compañeros para formar su equipo contra Zamsu, hasta que logra completarlo:

  • Primer Grupo: Él, Broly, Cell-XX, Buu Jr. y Gohan.
  • Segundo Grupo: Okora, Gohan, Banaba, Ranem y May
  • Tercer Grupo: Bay, Juniper, Escar, Coco y Nitro

Con su equipo completo, se separaron para acabar con los diferentes Zamasu. Mientras tanto, Bills y Wiss rastrearon todo el universo para encontrar al Zamasu Supremo, descubriendo la existencia de pequeñas grietas en el espacio y que emitían una energía maligna, pensando que podría ser el universo privado rozándose con el suyo. En aquel momento, aparecieron Champa y Vados, diciendo que en su universo habían sentido una misteriosa energía maligna, descubriendo que el universo secreto se encontraba entre el sexto y el séptimo.

Mientras tanto en el Universo Privado, Zamasu Supremo se encontraba en su trono dorado, situado en la montaña más alta de un planeta paradisiaco. Allí disfrutaba de un té junto a Black Mizuna, quienes discutían que tras conquistar el Universo 7, su plan podría seguir fluidamente, entonces Zamasu Supremo se da cuenta de que aún existe una cosa que podría acabar con ellos, la muerte. Viendo que aún viviendo millones de años, acabaría por morir algún día, Zamasu Supremo ordena a sus copias que reúnan las Súper Bolas de Dragón y así poder pedir la inmortalidad. Entonces Black Mizuna le recuerda que debe pasar un año para usarlas de nuevo, pero Zamasu Supremo le recuerda que poseen los Anillos del Tiempo y pueden viajar un año al futuro con las bolas, pedir su deseo y regresar para destruirlas en el presente.

Tras acabar con todos los Zamasu, los tres grupos ven que ya no llegan más y eso les dice que Zamasu Supremo se encontraba haciendo otra cosa y había detenido la creación de copias. En ese momento, Bills, Champa, Wiss y Vados aparecieron, revelando la posición del universo secreto y su plan de invadirlo. Cuando el grupo se disponía para su batalla, un aliado inesperado llegó para ayudarles, era Bardock quien había sido llevado al mundo de los vivos por un día y este había estado entrenando, consiguiendo un nuevo estado, el Super Saiyano Nivel 3.

El grupo llegó al Universo Privado, descubriendo que estaba completamente libre de vida inteligente. Entonces, Mizuna los transportó ante Zamasu Supremo, quien había logrado reunir las Súper Bolas de Dragón, viajado al futuro y pedir su inmortalidad. El dios se da cuenta de su presencia e intenta destruir las bolas, pero Mizuna se lo impide y estas se esparcen de nuevo, comenzando la batalla. El equipo de Mizuna luchaba contra cientos de Zamasu, mientras que los dioses y Mizuna atacaban a Zamasu Supremo, pero estos tuvieron ciertos problemas contra el dios maligno.

En ese momento, Black Mizuna aparece ante ellos y dice que había estado entrenando desde su anterior combate, habiendo descubierto una nueva evolución de su poder, transformándose en un Super Saiyano Rosé. Mizuna se ve asediado ante el poder de su copia malvada, mientras que los dioses gemelos no podía borrar a Zamasu Supremo, debido a su Anillo del Tiempo potenciado. Black Mizuna acorrala a Mizuna, pero Buu Jr. aparece y ayuda a su padre adoptivo, usando su magia contra el villano, pero este la esquiva. Finalmente Buu Jr. usa un último ataque y logra darle a Zamasu Supremo con su magia, pero debido a la falta de concentración en el disparo, termina cambiando el aspecto al dios a uno femenino.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.